37-19. El Naturhouse impuso su juego tras el primer cuarto de hora

  • El Naturhouse La Rioja se ha impuesto al Bidasoa en el primer partido de liga por 37-19, en un choque dominado por los logroñeses después el primer cuarto de hora, que ha sido el tiempo que el equipo vasco ha aguantado en el partido.

Logroño, 14 sep.- El Naturhouse La Rioja se ha impuesto al Bidasoa en el primer partido de liga por 37-19, en un choque dominado por los logroñeses después el primer cuarto de hora, que ha sido el tiempo que el equipo vasco ha aguantado en el partido.

El Naturhouse La Rioja empezó el partido impreciso y sin ritmo, como si le diera "pereza" afrontar un choque de Liga en el que se veía muy superior.

Ese mal inicio de los riojanos ilusionó a un Bidasoa con mucho menos potencial físico pero que en ese inicio sacó partido a su movilidad.

Así en cinco minutos el marcador se mantuvo igualado (1-1) y cinco después los vascos se situaron por delante (1-2).

El partido era impropio de un equipo que disputará la Liga de Campeones y el Naturhouse empezó poco a poco a comprender que no podía estropear tanto su imagen y que debía demostrar lo que se espera de él.

El conjunto riojano ajustó su defensa -que fue brillante por momentos- y de la mano de Malasinskas y Capote cambió el rumbo del encuentro.

El cubano empató a cuatro en el minuto 14, con dos goles consecutivos, y a partir de entonces la defensa riojana funcionó casi a la perfección, tanto que los vascos estuvieron más de ocho minutos sin marcar (9-4, m.22) y llegaron sentenciados al descanso, ya a seis goles de los locales (13-7).

El Bidasoa se hundió moralmente al comprobar que en el inicio del segundo tiempo los riojanos no perdían tensión defensiva y así poco a poco las diferencias fueron creciendo hasta llegar a los diez goles (21-11) once minutos después del descanso.

Con esa ventaja el Naturhouse volvió a perder concentración y a dar facilidades al Bidasoa, en el que Mujika y Azkue asumían casi toda la responsabilidad en ataque.

Por eso, la diferencia en el marcador no creció durante muchos minutos, pero en la recta final fue a más debido a la desmotivación de los vascos y al contraataque riojano, con un Ángel Fernández muy efectivo.

Y así el partido acabó con la máxima renta lograda por los riojanos en todo el encuentro, dieciocho goles (37-19), que demuestra por sí sola el desequilibrio que existió entre los dos equipos.

Ficha:

37.- Naturhouse La Rioja (13+24): Aguinagalde (p), Malasainskas (5), Arrieta, Luis Felipe (3), Garabaya (2), Pedro Rodríguez (8, 2p), Capote (4), Petrus (3), Paván (1), Patrianova (1), Tolmos (2, 1p), Ángel Fernández (5) y Ángel Romero (3).

19.- Bidasoa (7+12): Zuburía (p), Ugarte (1), Fernando Rincón (1), David Rincón, Díaz de Cerio (1), Aramburu (1), Mujuika (5), Otegui (p), Cavero, Iriarte (1), Aldunate (4), Susperregui, Jauregui (2) y Azkue (3,2p).

Parciales: 1-1, 1-2, 4-4, 6-4, 10-5, 13-7 (descanso), 17-10, 20-11, 23-14, 28-17, 32-19 y 37-19 (final).

Árbitros: Belloso y Ballano. Excluyeron por dos minutos a los locales Luis Felipe, Garabaya y Patrianova; y a los visitantes Fernando Rincón, Aldunate y Aramburu.

Incidencias: Alrededor de dos mil espectadores en el Palacio de los Deportes de La Rioja.

Mostrar comentarios