Domingo, 19.11.2017 - 11:43 h

El Barcelona no tiene piedad del Girona en el derbi y golea en un día histórico

El Barcelona goleó al Girona (0-3) que se marcó dos goles en propia puerta. Esta vez el equipo de Valverde no necesitó genialidades de Messi. El balón venció a la política. 

El Madrid vence al Alavés (1-2) con un doblete de Ceballos en una titularidad soñada y el Atlético se coloca segundo tras vencer al Sevilla con un gran juego (2-0). 

El partido Girona Barcelona se llena de esteladas y banderas del 'Si'

No solo los jugadores estuvieron concentrados durante el histórico encuentro entre el Girona y el Barcelona. También lo estuvo la seguridad del estadio, que barajaba antes del arranque del encuentro la posibilidad de una invasión de campo en el minuto 17 como protesta política independentista.

Quiso el destino que justo en ese minuto, el de la independencia, esa que corea el público del Nou Camp con el apoyo de sus dirigentes, el Girona se marcara un gol en propia puerta. Tal vez, el jarro de agua fría frenara los impulsos de muchos. La invasión no fue tal. No faltaron los cánticos de 'independencia' y cientos de esteladas en Montilivi, donde hizo acto de presencia el presidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, que fue coreado a su llegada, cual Messi. Pero en Girona, al final ganó la pelota.

En cuanto al partido, ese gol en el minuto 17 lo marcó todo. El Barcelona siguió a su ritmo con un Aleix Vidal revitalizado que gana muchos puntos cuando juega como extremo, más despreocupado de tareas defensivas. Marcó un gol de tacón que también fue un 'regalo' del defensa del Girona. Luis Suárez volvió a marcar. Al final (0-3) la realidad se impuso en un día histórico.

Valverde sigue rotando, salvo a Messi, claro (que regaló un pase-caño para grabar y fue marcado al hombre), y ya es capaz hasta de convertir a Rakitic en Busquets. Tras el inicio sonrojante ante el Madrid, el Barcelona logra el pleno de victorias en Liga, seis de seis, y ya ha vengado a su verdugo en Champions, la Juventus, con relativa comodidad. El impacto del adiós de Neymar parece haber pasado. El Madrid sigue a siete puntos y el Atlético a cuatro.Wanda sigue siendo talismán

Será pronto para decirlo, pero como confiesa Simeone, el Wanda impresiona a los rivales. Esta vez claudicó el Sevilla por un claro 2-0 ante un Atlético que vuelve a ser un equipo vibrante y poderoso con Griezmann en plan líder. Al carro del Cholo se suman ya todos. A la espera de la llegada de más gol, o sea, de Diego Costa, el equipo promete e ilusiona. Es segundo en Liga y vuelve a tener derecho a soñar.El titular Ceballos fue la estrella en el Madrid

El Madrid logró los tres puntos y serenar las críticas en Liga gracias a un debutante como titular que entró en las rotaciones de Zidane. Ceballos fue el bigoleador ante un Alavés que tuvo en su mano sumar puntos pese a ser inferior durante todo el encuentro.

El 1-2 final no hizo justicia, porque los blancos fueron claros dominadores, pero su matador Cristiano, ha vuelto con el tiro desviado, pese a protagonizar una majestuosa jugada con caño y palo incluido. El huracán Messi, siempre afecta al crack madridista que ve muy lejos al barcelonista en la carrera por el pichichi. El Madrid de Zidane que enamoró a principios de temporada ha bajado un peldaño. El entrenador lo reconoce sin tapujos. Falla demasiado arriba y tiembla atrás. El Málaga empata con diez y salva la cabeza de Míchel

El Athletic tenía el partido en la mano y Míchel veía su puesto en peligro. En el camino había tenido que aguantar cómo pitaban a su hijo. Adrián es titular en el Málaga, pero la crisis de resultados del equipo no es su culpa. Un penalti nada más empezar el encuentro a favor del equipo vasco no hacía intuir nada bueno. Aduriz no falló. El Málaga se rehizo y empató con Rolan de estandarte. La segunda parte fue otra historia. El Athletic logró imponer su juego, se puso 1-3 y la Rosaleda era ya un polvorín. Pero a falta de 10 minutos y con un hombre menos ocurrió el milagro. Y el Málaga consiguió empatar. El enfado de la grada se transformó en aplausos.

 

Ahora en portada

Comentarios