Así consiguió la victoria Nibali en el Giro de Lombardía

    • El italiano ganóla 109ª edición del Giro de Lombardía, una de las grandes clásicas de la temporada ciclista, en un recorrido de 245 kilómetros entre Bérgamo y Como.
    • Dani Moreno fue segundo y Alejandro Valverde cuarto.
Nibali se impuso a Dani Moreno y Alejandro Valverde.
Nibali se impuso a Dani Moreno y Alejandro Valverde.

Vincenzo Nibali despidió la temporada a lo grande consiguiendo la victoria en el Giro de Lombardía. El ciclista italiano, que fue descalificado de la Vuelta España por agarrarse a un coche, entró primero en meta tras lanzar un ataque a 17 kilómetros del final de una carrera que cumplía su edición 109 y que está considerada como un de las grandes clásicas de la temporada ciclista.

De esta manera, Nibali, ganador del Tour de Francia 2014, se impone por primera vez en el 'monumento' y devuelve a Italia al primer cajón del podio en la clásica, algo que no ocurría desde que en 2008 Damiano Cunego lograse proclamarse campeón por tercera ocasión.

Ante la ausencia del único ganador español de la prueba, Joaquim 'Purito' Rodríguez (Katusha), que se lesionó la rodilla derecha durante un entrenamiento el viernes, Moreno y Alejandro Valverde (Movistar) estaban dispuestos a tomar el testigo.

El madrileño respondió a la perfección, recortando distancias a Nibali en la subida al último puerto, San Fermo de la Battaglia, aunque el transalpino consiguió manejar su ventaja en el descenso para imponerse con 21 segundos de ventaja sobre el español y 32 sobre el francés Thibaut Pinot (FDJ), que completó el podio.Por su parte, el murciano resistió en el grupo perseguidor liderado por Astana pero no fue capaz de atacar en el momento clave, aunque acabó la prueba en cuarta posición, a 46 segundos del ganador junto al italiano Diego Rosa (Astana) y el español Mikel Nieve (Sky), quinto y sexto, respectivamente.

A falta de menos de 40 kilómetros para la llegada, los dos escapados, el polaco Michal Kwiatkowski (Etixx-Quick Step) y el belga Tim Wellens (Lotto-Soudal), lideraban la prueba, mientras el Astana tiraba del pelotón.

De hecho, el equipo kazajo fue el encargado de romper el grupo poco después, en el Muro di Sormano. Después de hacerse fuerte en las subidas, Nibali lanzó el ataque en el descenso de Civiglio, y sólo Dani Moreno fue capaz de seguirle. Sin embargo, las dotes de bajador del siciliano terminaron por darle una renta suficiente para hacerse con el triunfo.

Mostrar comentarios