Lunes, 23.09.2019 - 18:45 h

114-110. Hawes y los Sixers sorprenden a los Heat, sin Wade

El pívot Spencer Hawes se encargó de anotar la canasta que definió el triunfo en el partido inaugural de los Sixers de Filadelfia, que ganaron 114-110 ante los actuales campeones de liga, los Heat de Miami.

Redacción Deportes (EEUU), 30 oct.- El pívot Spencer Hawes se encargó de anotar la canasta que definió el triunfo en el partido inaugural de los Sixers de Filadelfia, que ganaron 114-110 ante los actuales campeones de liga, los Heat de Miami.

Una noche después de haber recibido los anillos de bicampeones de la NBA, los Heat no tuvieron presencia ni protagonismo bajo los aros, donde los hombres altos de los Sixers dominaron.

Hawes, con 24 puntos, completó su labor con nueve rebotes, pero el líder del ataque fue el alero Evan Turner, que consiguió 26, mientras que el base novato Michael Carter-Williams aportó un doble-doble de 22 tantos y 12 asistencias en su debut como profesional de la NBA.

Carter-Williams se quedó a sólo una recuperación de balón de haber empatado la marca histórica del legendario Oscar Robertson como el único jugador que en su primer partido de profesional consiguió un triple doble.

El novato de los Sixers si estableció la mejor marca en la historia de la NBA al recuperar nueve balones en su primer partido como profesional.

La victoria dejó también como gran triunfador al entrenador novato Brett Brown, que la pasada temporada estaba de asistente con los Spurs de San Antonio, víctimas de los Heat en las Finales de la NBA.

El partido tuvo como preámbulo la presencia de exestrellas de los Sixers como el base Allen Iverson, que anunció de manera oficial su retirada definitiva del baloncesto profesional y declaró que el equipo que llevaría siempre en su corazón sería el de Filadelfia.

Le acompañaron leyendas de los Sixers como Charles Barkley, Julius Irving y Moses Malone.

Una vez más, el alero estrella LeBron James fue el líder de los Heat al aportar un doble-doble de 25 puntos, repartió 13 asistencias, capturó cuatro rebotes y perdió otros cuatro balones.

El pívot Chris Bosh también hizo su trabajo al conseguir otro doble-doble de 22 tantos y 10 rebotes, mientras que el escolta reserva Ray Allen llegó a los 19 tantos y fue el tercer máximo encestador de los Heat y sexto hombre del equipo.

La ausencia por descanso del escolta Dwyane Wade y el poco acierto en los tiros de triples del alero Shane Battier, fueron factores en la derrota de los Heat.

A pesar de la derrota, tanto James como el entrenador de los Heat, Erik Spoelstra, reiteraron que la "salud" de Wade era más importante que cualquier triunfo o derrota que sufriese el equipo.

"No hemos perdido el partido por la ausencia de Wade, simplemente no supimos tener control de nuestra defensa y al final no hicimos bien las cosas en las acciones bajo los aros", destacó Spoelstra.

Por su parte, Brown reconoció que la derrota sufrida con los Spurs en las pasadas Finales de la NBA fue muy dura de asimilar y más después de haber tenido tan cerca el título.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios