Miércoles, 17.10.2018 - 14:34 h

Jackson es oficialmente el nuevo presidente de los Knicks

El legendario exentrenador Phil Jackson volvió a la actividad dentro de la NBA, esta vez como nuevo presidente de los Knicks de Nueva York.

Houston (EEUU), 18 mar.- El legendario exentrenador Phil Jackson volvió a la actividad dentro de la NBA, esta vez como nuevo presidente de los Knicks de Nueva York.

Durante su presentación oficial junto a los dueños de los Knicks, Jim Dolan y James Dolan, Jackson dijo que su objetivo no es otro que reconstruir una franquicia que sea ganadora.

"No hay mejor lugar para ganar que Nueva York", fueron sus primeras palabras después que fue introducido oficialmente al nuevo cargo en rueda de prensa celebrada en el Madison Square Garden.

Además reconoció que es otra de las grandes oportunidades que se le presentaban en su carrera profesional después de haber dirigido como entrenador a los Bulls de Chicago y a Los Ángeles Lakers, equipos con los que ganó 11 títulos de liga.

Sin embargo, ahora la realidad será muy diferente porque tendrá que ser él quien desarrolle todo el proceso de reconstrucción de un equipo que desde hace muchos años marcha a la deriva, sin ningún tipo de protagonismo deportivo.

"Es un gran reto, pero a la vez también un gran sentimiento el que ahora tengo por el nuevo proyecto que se presenta en mi carrera profesional", valoró Jackson, que recibirá 12 millones de dólares anuales durante los cinco años que dure el contrato firmado con los Knicks.

Jackson, de 68 años, y Steve Mills, que seguirá de gerente general, tendrán que informar directamente a Jim Dolan, aunque el dueño de los Knicks no tendrá problema en ceder "parte" del poder de decisión que hasta ahora poseía en los asuntos de contratación de jugadores y entrenadores.

El nuevo presidente de los Knicks, que fue jugador del equipo neoyorquino con el que ganó dos títulos de liga como alero, es visto por Dolan como el profesional que necesitaba a su lado que pudiese ayudarle a tomar la decisiones correctas sobre un negocio en el que no se considera un "experto".

"Ahora mi misión no será otra que la de apoyar tanto a Jackson como a Mills para que entre todos podamos conseguir un título de liga", destacó Dolan.

El gran problema de los Knicks es que tendrán que reconstruir todo el equipo y ya hay quien recuerda que fue Jackson el que aconsejó de manera especial al dueño de los Pistons de Detroit, Tom Gore, que mantuviese a Joe Dumars como presidente y eligiese a Maurice Cheeks de entrenador.

El resultado es un nuevo fracaso deportivo por parte de los Pistons, que ya despidieron a Cheeks del cargo de entrenador, y están fuera de la fase final de la Conferencia Este.

Jackson admitió que no tiene ninguna presión ante la posibilidad de que su nueva etapa pueda ser tan exitosa como sucedió cuando era jugador y entrenador.

"Pienso en el nuevo cargo como una gran oportunidad, no como un posible fallo", señaló Jackson, miembro del Salón de la Fama. "Es una hermosa oportunidad que me permite disfrutar de lo que amo como es estar con un equipo de baloncesto, donde todos los jugadores se sientan identificados y felices de luchar juntos", agregó.

De momento, los Knicks en la presente temporada están 13 juegos por debajo del par y en el noveno lugar de la Conferencia Este, donde todavía tienen la esperanza de conseguir llegar a la fase final después de la buena racha ganadora en la que han entrado, seis victorias consecutivas.

Jackson es consciente de que tendrá que tomar importantes decisiones al margen de que el equipo llegue o no a la fase final.

La primera será que hacer con el alero estrella Carmelo Anthony, que a partir de este verano será agente libre, y desde ya Jackson dijo que deseaba que continuase dentro de la organización.

"No hay duda que Carmelo (Anthony) es uno de los máximos encestadores de la liga, puede que el mejor en solitario, por lo que no tengo problemas en reconocer que formará parte de los planes de futuro del equipo", comentó Jackson.

Anthony también ha manifestado su deseo de formar parte del nuevo proyecto de Jackson.

Pero reconoció que antes de tomar una decisión final le gustaría sentarse con Jackson y conocer cuáles son los planes que tiene de cara al futuro.

Jackson deberá a su vez trabajar ya de cara a la elección de un nuevo entrenador ya que Mike Woodson, que actualmente dirige al equipo no es visto como el profesional que pueda encabezar el nuevo proceso de reconstrucción de los Knicks.

Sin embargo, los nombres que suenan al cargo como Steve Kerr, Brian Shaw y Kurt Rambis no son lo que tienen detrás una trayectoria profesional interesante como entrenadores, aunque sí son hombres de confianza de Jackson, que admitió que hablará con Woodson en las próximas semanas, pero no "garantizó" que continuará.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios