Martes, 10.12.2019 - 11:16 h

Marbury da a Pekín su primer título liguero en un partido para la historia

El equipo de la capital china, Beijing Ducks, se coronó hoy por primera vez en su historia campeón de la liga nacional al imponerse a los otrora invencibles Guangdong Southern Tigers, en un partido para enmarcar por ambos bandos (124-121) en el que la estrella de los pequineses, Stephon Marbury, fue el gran héroe al lograr 41 puntos.

Pekín, 30 mar.- El equipo de la capital china, Beijing Ducks, se coronó hoy por primera vez en su historia campeón de la liga nacional al imponerse a los otrora invencibles Guangdong Southern Tigers, en un partido para enmarcar por ambos bandos (124-121) en el que la estrella de los pequineses, Stephon Marbury, fue el gran héroe al lograr 41 puntos.

El partido, quinto del playoff a siete, fue uno de los mejores de la temporada, con remontadas espectaculares de los dos equipos, que al final decidieron la liga en los últimos minutos, para deleite y a la vez sufrimiento de los 18.000 espectadores que llenaron el Master Card Arena de la capital china (la cancha de la no menos memorable final olímpica de 2008, entre EEUU y España).

Los locales comenzaron demasiado confiados por la ventaja de 3-1 que llevaban en los playoffs, lo que aprovecharon los Tigers (campeones de siete de las ocho últimas ligas) para firmar un soberbio primer cuarto (25-36), comandados por Aaron Brooks.

Para sorpresa de todos, el segundo cuarto fue totalmente opuesto: en él fueron los de Marbury los que rozaron la perfección, con 37 puntos en tan sólo 12 minutos, dando la vuelta al marcador, que en la segunda mitad del encuentro estuvo más igualada para ambos.

La histórica victoria de los Ducks, ante el mejor rival posible, supone también el primer título de la carrera de Marbury, que a sus 35 años nunca había disputado unas finales, ni en China (adonde llegó en 2010) ni en la NBA, donde jugó con equipos de la solera de los Boston Celtics, los New York Knicks o los Phoenix Suns.

Pese a ser la capital china, Pekín nunca había destacado en los deportes de equipo, una "maldición" que se rompió primero en el fútbol (el Beijing Guoan gano la liga 2009 por primera vez en su historia y el año pasado fue subcampeón) y ahora se ha logrado en el deporte de la canasta.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING