Jueves, 20.06.2019 - 05:50 h
Pitado durante todo el partido

La afición del Atlético de Madrid recibió con una 'lluvia de ratas' a Courtois

La afición atlética lanzó ratas de peluche al portero rojiblanco tras su fichaje el pasado verano por el eterno rival de la afición rojiblanca.

Ratas en la placa de Courtois.
Ratas en la placa de Courtois. / EFE

No tuvo un recibimiento amable Thibaut Courtois en el primer partido que jugaba frente a su anterior afición. Pitado durante todo el encuentro, el portero del Real Madrid celebró con gran entusiasmo cada uno de los goles de su equipo ante el Atlético de Madrid, equipo en el que permaneció durante tres años. A los pitos recibidos, la presencia del exportero rojiblanco estuvo acompañada de una lluvia de ratas, tanto detrás de su portería como en la placa en los alrededores del estadio con su nombre.

En su primera visita al Wanda Metropolitano para enfrentarse al que fue su club, el meta belga, que tuvo un recibimiento muy hostil por la hinchada rojiblanca, se mostró eufórico con cada ventaja que adquiría el Real Madrid. Courtois salió del área y saltó sin disimulo con el tanto que Casemiro anotó al cuarto de hora. También celebró, puños en alto y con la mirada al cielo, el tanto de penalti transformado por Sergio Ramos justo antes del descanso.

Su júbilo fue llamativo también con el 1-3 que consiguió el galés Gareth Bale y que pareció sentenciar el partido. Courtois volvió a saltar, feliz, con la mirada al hincha local, el logro del Real Madrid.

Fue la revancha de Thibaut Courtois, que tuvo que soportar una avalancha de ratas de trapo lanzadas desde la grada cuando se dirigía a su portería. El portero belga se marchó feliz del Wanda Metropolitano, triunfal con el Real Madrid, el primer equipo que gana en el feudo rojiblanco en lo que va de temporada.

Polémica con un gesto de Bale

El partido no estuvo exento de las polémicas habituales en un derbi como este. El otro punto polémico fue un gesto realizado por Bale cuando marcó el tercer tanto. El galés hizo un corte de mangas durante la celebración, lo que le valió una sonora pitada. Las cámaras de televisión apenas mencionaron el incidente.

El encuentro ganado por el Madrid sitúa a los blancos en la segunda posición de la tabla y se acerca al líder, el Barcelona, que tiene que visitar San Mamés.

Ahora en Portada 

Comentarios