Hamilton logra una pole histórica y Ferrari naufraga en Monza

El piloto inglés de Fórmula 1 Lewis Hamilton (Mercedes) logró su cuarta pole consecutiva sobre el asfalto este sábado mojado de Monza, en una eterna sesión de clasificación muy retrasada por la lluvia, mientras que los españoles Fernando Alonso (McLaren) y Carlos Sainz (Toro Rosso) no pasaron de la Q2.

Hamilton volvió a mostrar su alto rendimiento en el trazado italiano pese a la descarga de lluvia justo en el inicio de la Q3. El británico firmó su 69º pole, superando el récord histórico que ostentaba Michael Schumacher, en búsqueda de recortar o borrar la desventaja de siete puntos con Sebastian Vettel (Ferrari), líder del Mundial y que decepcionó en casa al igual que su compañero Kimi Raikkonen.

Vettel saldrá desde la sexta posición, mientras que el finlandés lo hará quinto, dando gracias incluso por las sanciones en parrilla de los Red Bull de Max Verstappen y Daniel Ricciardo. Tras casi tres horas de espera por los retrasos de la lluvia, los 'tifosi' tendrán que confiar en la épica este domingo.

Mientras, la Q3 trajo las sorpresas de Lance Stroll (Williams) y Esteban Ocon (Force India), quienes ocuparán el segundo y mejor puesto de parrilla de los Red Bull, mientras Bottas saldrá tercero. Por su parte, los españoles Alonso y Sainz gastarán sus opciones de salvar un complicado fin de semana este domingo, con las sanciones que acumulaban en parrilla por cambios en el motor de 35 y 10 puestos y que les harán salir decimosexto y decimonoveno.

La espera se hizo eterna en el trazado italiano este sábado, después de un frustrado inicio de Q1 con la bandera roja por el fuerte accidente del francés Romain Grosjean (Haas). Casi tres horas de retraso, con la FIA indecisa, más si cabe al ver los efectos del 'aquaplaning' a más de 300 kilómetros por hora.

Ni el radar ni los helicópteros de la FIA lograron programar la vuelta al circuito, con retrasos continuos de 15 minutos. Pilotos haciendo de cámaras de televisión, Hamilton enseñando su rincón privado o jugando a la consola con Bottas, el balón de fútbol en el box de Williams y paseos bajo la lluvia para matar el tiempo. Mientras, diferentes opiniones sobre la falta de actividad cuando hubo ocasión de rodar sin lluvia sobre las 14:45.

El coche de seguridad no dejó de dar vueltas pero la acumulación de agua en especial en la recta, con un asfaltado nuevo de peor drenaje, mantuvo suspendida la calificación. Más si cabe con el regreso de la lluvia, más agua que se esmeraron en quitar ya con máquinas y todo tipo de ayuda para evitar la suspensión definitiva.

Ahora en portada

Comentarios