Candice Wiggins asegura haber sufrido acoso por ser heterosexual en la WNBA

La exjugadora de los Minnesota Lynx de la NBA femenina confiesa que el 98% de las jugadoras son lesbianas y que fue terrible proclamar "ser heterosexual".

"Mucha gente piensa en esa Liga que tienes que jugar como un hombre para obtener respeto. Yo pensaba lo contrario y por eso no encajaba en esa cultura", asegura. 

Candice Wiggins asegura haber sufrido acoso por ser heterosexual en la WNBA

Candice Wiggins llegó a lo más alto del baloncesto mundial jugando ocho años en la WNBA (la NBA femenina), pero según asegura en una entrevista en el 'San Diego Union-Tribune', su etapa al máximo nivel fue "muy, muy dañina".

"Me hubiera gustado jugar un par de temporadas más, pero no era aconsejable por mi estado mental"."Tenía una fuerte depresión. Fue muy duro. No me gustaba la cultura de la WNBA, habían aniquilado nuestros valores. Era muy tóxica para mí. Me estaban rompiendo el espíritu", explica Wiggins.

"Para mí fue terrible ser heterosexual y proclamarlo. Yo diría que el 98% de las jugadoras de la WNBA son lesbianas y hay muchas reglas no escritas que ellas hacen que se cumplan. Hay muchos celos y mucha competitividad", indica.

Wiggins asegura que incluso su forma de mirar contribuía a crear tensión y que en su año de 'rookie' no pararon de insultarla. "'Queremos que sepas que no nos gustas', ese era el mensaje que me mandaban", afirma.

"Se llegó a un punto en el que se comparaban tanto con los hombres que eran reflejo de los hombres. Mucha gente piensa en esa Liga que tienes que parecer un hombre, jugar como un hombre para obtener respeto. Yo pensaba lo contrario. Estaba orgullosa de ser una mujer, y por eso no encajaba en esa cultura", relata. 

Para Wiggins, de 30 años, además la WNBA no atrae a la gente. "La audiencia es mínima. Las ventas de entradas son muy bajas, incluso las regalan y la gente no viene", señala. 

Ahora en portada

Comentarios