(Previa) El Valencia Basket defiende una corona con muchos aspirantes

La nueva temporada de la Liga Endesa se abrirá este viernes con un inédito defensor del título, el Valencia Basket, y una nómina de aspirantes a desbancarle en la que sobresalen un Real Madrid con ganas de revancha, el remozado proyecto del FC Barcelona Lassa y las posibilidades de Baskonia, Unicaja o Herbalife Gran Canaria en una competición muy interesante con un debutante, el San Pablo Burgos.

(Previa) El Valencia Basket defiende una corona con muchos aspirantes

La pasada temporada fue la de la ruptura de la hegemonía compartida por Real Madrid y FC Barcelona durante el último lustro, en la que se habían repartido todos los títulos siendo los únicos clubes capaces de llegar a la final liguera. Irrumpió el Valencia Basket, que se 'cargó' sucesivamente a Barça, Baskonia y Real Madrid, a todos por un marcador de 3-1 en el Playoff, e inscribió su nombre en el palmarés por primera vez.

Ese título redondeó la 'revolución' que también abrió las vitrinas de Unicaja, campeón de la Eurocup, o del Herbalife, ganador de la Supercopa, y que dejó al Real Madrid con la Copa del Rey como único consuelo. El Barcelona, en un año para olvidar bajo la tutela de Georgios Bartzokas, ni siquiera llegó a una final importante.

La nueva temporada ha empezado igual que acabó, con el Valencia llevándose la gloria en la Supercopa y reafirmando un proyecto que ha cambiado de jefe, ya que Txus Vidorreta reemplazó en el banquillo a Pedro Martínez, quien se marchó por falta de sintonía con el club pese a guiarle al mayor éxito de su historia.

Las mejores noticias del verano 'taronja' han sido las renovaciones de Bojan Dubljevic, Fernando San Emeterio y Joan Sastre, a los que han rodeado de buenos fichajes como Erick Green, Tibor Pleiss, Aaron Doornekamp o Latavious Williams. Un equipo de garantías para prolongar una etapa floreciente del club en la que también arranca L'Alqueria, su moderno centro de entrenamiento para potenciar la cantera.

LA VIDA SIN LLULL Y OTRA REVOLUCIÓN EN EL BARÇA

Campeón en 2013, 2015 y 2016, el Real Madrid se bajó abruptamente del trono la temporada pasada, a cuyo final llegó justo de fuerzas y mermado por su eliminación en la exigente nueva Euroliga. Al inicio de su sexto año como entrenador blanco, Pablo Laso tiene la misión de cobrarse venganza con la dificultad añadida que representa la baja de Sergio Llull.

El MVP de la última liga sufrió una grave lesión de rodilla con la selección española y aún estará varios meses fuera, aunque se espera que esté a punto cuando los títulos se pongan de verdad en juego. Hasta entonces, el equipo deberá aprender a sobrevivir sin el balear y le viene como anillo al dedo el crecimiento de Luka Doncic, deslumbrante en el Eurobasket y que podría estar ante su último año en España, ya que el próximo verano probablemente sea reclamado por la NBA.

El Real Madrid mantiene la columna vertebral de su equipo y ha realizado retoques en su plantilla con las vueltas de Facundo Campazzo y el canterano Santi Yusta o los fichajes de Fabien Causeur y Ognjen Kuzmic. A cambio, pierde la garra del retirado Andrés Nocioni y la intimidación de Othello Hunter.

Mucho más agitado ha sido el verano en 'Can Barça', que ha vuelto a emprender una revolución a todos los niveles de la sección, con Nacho Rodríguez como máximo responsable, Sito Alonso como nuevo entrenador y una plantilla a la que han llegado hasta ocho caras nuevas.

Adam Hanga, mejor defensor de la última Euroliga, es el fichaje más destacado de un equipo que también estrena pareja de bases con Thomas Heurtel y Phil Pressey y que ha apuntalado su juego interior para descargar de trabajo a Ante Tomic, firmando las contrataciones de los franceses Kevin Seraphin y Adrien Moerman y de uno de los jugadores revelación del último curso, Pierre Oriola.

Además, cuenta con la polivalencia de Rakim Sanders y los 'fichajes' de Pau Ribas, que se perdió toda la temporada pasada, y de Víctor Claver, que también ha pasado por el quirófano este verano. La experiencia corre a cargo de Juan Carlos Navarro, que podría estar ante su última temporada como jugador tras firmar una inédita renovación de diez años con el club.

PRIGIONI SE PONE EL TRAJE

Por su parte, el Baskonia se ha puesto en manos de unos de sus exjugadores más ilustres, Pablo Prigioni, que debutará como entrenador apenas nueve meses después de colgar las zapatillas vistiendo la camiseta del club vitoriano.

Dos viejos conocidos de la liga española, Jayson Granger y Marcelinho Huertas, vuelven para ser la extensión del técnico argentino en la pista, mientras que Janis Timma llega como anotador puro y Jordan McRae y Patricio Garino han sufrido inoportunas lesiones que aplazan sus debuts oficiales.

Tras ganar la Eurocup, el Unicaja aspira a seguir creciendo al mando de Joan Plaza y con el renovado Nemanja Nedovic como líder sobre la pista siempre que le respeten las lesiones, el gran talón de Aquiles del exterior serbio.

El club malagueño ha potenciado su juego interior con Giorgi Shermadini, que viene de brillar en Andorra, y con el veterano James Augustine, aunque la sensación de su pretemporada ha sido el base estadounidense Ray McCallum. Sasu Salin y Dragan Milosavljevic también se han unido a un vestuario que mantiene su bloque nacional con Alberto Díaz, Carlos Suárez y Dani Díez.

Además, también quieren asomarse a los primeros puestos los dos equipos canarios. El Herbalife Gran Canaria ha perdido a jugadores importantes como Kyle Kuric, Royce O'Neale o Bo McCalebb, pero ha 'pescado' bien en el Maccabi Tel Aviv recuperando a DJ Seeley y trayéndose a Gal Mekel. También ha llegado el 'francotirador' Marcus Eriksson desde el Barça a un equipo que ansía la 'explosión' del pívot letón Anzejs Pasecniks.

Su vecino, el Iberostar Tenerife, campeón de la Champions y de la Copa Intercontinental, se convirtió en la revelación de la última liga y llamó la atención de otros clubes más poderosos perdiendo este verano a su técnico Vidorreta, Doornekamp, Marius Grigonis o Georgios Bogris. Su nuevo entrenador, Nenad Markovic, se ha traído de Turquía al prometedor Mateusz Ponitka, para un equipo que ha completado su juego interior con Mike Tobey y Rosco Allen y que tiene de vuelta a Javier Beirán tras superar su larga lesión.

DOS PLAZAS DE DESCENSO EN JUEGO

Tras el descenso del Manresa y los ascensos de Gipuzkoa Basket y San Pablo Burgos, la Liga Endesa vuelve a contar con 18 equipos, aunque su plan recientemente aprobado es realizar una reducción gradual para dejarla en 16 dentro de dos años. La 'clase media' de la competición está formada por una mezcla de clubes que sueñan con sacar billete para la Copa del Rey y otros cuyo objetivo primordial es evitar el descenso.

En el primer grupo destacan RETAbet Bilbao Basket, MoraBanc Andorra o UCAM Murcia. Los 'hombres de negro' quieren brindar un buen año de despedida a su capitán Álex Mumbrú, que inicia la 21ª y última temporada de su carrera en la ACB, con refuerzos como Pere Tomàs o el prometedor escolta argentino Lucio Redivo.

En cuanto al club del Principado, que logró disputar el último Playoff, empieza una nueva vida sin Shermadini o Thanasis Antetokounmpo, pero debutan buenos conocedores de la liga como Jaka Blazic, Jaime Fernández y Moussa Diagne. En Murcia también han optado por la experiencia para reclutar a Vitor Faverani o Brad Oleson con Ibon Navarro como nuevo preparador.

Además, dos históricos del baloncesto español como Movistar Estudiantes, que recupera al veterano Nik Caner-Medley, y Divina Seguros Joventut aspiran a vivir temporadas más tranquilas de lo habitual últimamente, donde han peleado por no perder la categoría.

De igual modo, ese será la meta principal de Montakit Fuenlabrada, Monbus Obradoiro, Tecnyconta Zaragoza, Real Betis Energía Plus, Gipuzkoa Basket y un San Pablo Burgos que finalmente debutará en la máxima competición tras varios años de espera por causas económicas.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios