Blatter acusa a Francia de venderse a Catar a cambio del Mundial 2022

    • El mandatario suizo también acusa a Platini de idear el plan que para echarle de la FIFA y tomar el poder.
    • Cuatro votos secretos fueron a parar a Catar en vez de EEUU y el Mundial se fue al Emirato.

Sepp Blatter fue hospitalizado en Suiza / Getty Images
Sepp Blatter fue hospitalizado en Suiza / Getty Images

El todavía presidente de la FIFA, Joseph Blatter, no quiere marcharse del cargo sin da guerra. Fue suspendido temporalmente de su cargo durante 90 días y ahora acusa al también suspendido Michel Platini, de ser el causante directo del escándalo que se ciernes en los últimos meses en el organismo del fútbol mundial.

"Al principio sólo era un ataque personal, era Platini contra mí, luego se convirtió en algo político", afirmó Joseph Blatter, presidente dimisionario de la FIFA, este miércoles en una entrevista con la agencia rusa TASS, acerca de la crisis de enormes proporciones que atraviesa la federación internacional.

"(Platini) comenzó (a criticarme), y luego se convirtió en algo político. Sólo era Platini contra mí. Fue también que perdieron (la organización) de la Copa del Mundo. Inglaterra frente a Rusia (organizador del Mundial 2018), y Estados Unidos frente a Catar (2022)", explicó el suizo de 79 años, que dimitió de su puesto de presidente de la FIFA el 2 de junio, cuatro días después de su reelección para un quinto mandato.

"La Copa del Mundo de fútbol y el presidente de la FIFA son únicamente un balón en medio del juego de las grandes potencias. Esto se ha convertido en algo político", insistió Blatter, suspendido 90 días por la Comisión de Ética de la FIFA, como Platini. Ambos dirigentes fueron suspendidos por un pago controvertido en 2011 del suizo al francés de 1,8 millones de euros, por un trabajo de consejero finalizado en 2002.

"Platini quería ser presidente de la FIFA, pero no tuvo la valentía de presentarse (el 29 de mayo) ¡Y ahora estamos así! Y la víctima de todo finalmente es Platini", añadió Blatter. El francés era en un primer momento el gran favorito para suceder a Blatter en las elecciones del 26 de febrero, pero su suspensión le ha dejado en una posición muy débil, con la entrada en liza de su número 2 en la UEFA, Gianni Infantino, candidato en el último momento. "La UEFA no quería que fuera presidente, pero fui reelegido (29 de mayo). Sufre un virus 'anti-FIFA' desde hace algunos años", señaló el suizo.El Mundial de Catar debió ser para EEUU

Blatter volvió la vista atrás para recordar cómo se sucedieron los hechos en 2010, cuando se designó a Rusia y Catar para los Mundiales de 2018 y 2022. "En 2010 tomamos una decisión doble. Estábamos de acuerdo para ir a Rusia y en 2022 a Estados Unidos, por lo que tendríamos la Copa del Mundo en las dos mayores potencias", dijo.

Pero según Blatter todo cambió después de "la reunión entre (el presidente francés) Sarkozy y el príncipe de Catar (Tamim ben Hamad al Thani), que dirige actualmente el Emirato", encuentro al que siguió un almuerzo entre los dos líderes y Michel Platini.

Después de esto, "en la votación secreta (para nombrar al organizador del Mundial 2022) cuatro votos europeos dejaron a Estados Unidos y el resultado fue de 14 a 8 favorable a Catar". Si estos cuatro votos no hubieran cambiado "el resultado habría sido de 12-10 para Estados Unidos y si Estados Unidos hubiera recibido el Mundial, sólo hablaríamos de la maravillosa Copa del Mundo 2018 en Rusia y no hablaríamos de problemas en la FIFA", explicó Blatter.

Acerca del próximo Mundial, el suizo achaca a reacciones de "malos perdedores" las informaciones aparecidas en varios medios occidentales, especialmente ingleses, acerca de la corrupción en la designación de Rusia. "En Inglaterra inventaron este maravilloso juego, crearon el fair-play. Pero ellos sólo tienen un voto y nadie voto por Inglaterra", añadió.

Mostrar comentarios