Lunes, 27.05.2019 - 04:00 h

Mbia: "Es difícil que siga en el Sevilla; sueño con que me entrene Mourinho"

El centrocampista camerunés Stephane Mbia asumió el mal papel de su selección en Brasil 2014, que Camerún debe cerrar de la mejor manera "por una cuestión de orgullo" antes de regresar y pensar en el futuro, que el jugador plantea al margen del Sevilla.

Sao Paulo, 22 jun.- El centrocampista camerunés Stephane Mbia asumió el mal papel de su selección en Brasil 2014, que Camerún debe cerrar de la mejor manera "por una cuestión de orgullo" antes de regresar y pensar en el futuro, que el jugador plantea al margen del Sevilla.

"Tengo el máximo respeto por el Sevilla, pero será difícil que me quede porque quiero jugar al máximo nivel e intentar ganar la Liga de Campeones. No sé dónde voy a ir, pero quiero llevar a cabo grandes cosas la próxima temporada. Mi sueño es ser entrenado por Mourinho, porque pienso que es un gran entrenador", dijo el centrocampista africano.

Camerún ya no tiene opciones en Brasil tras perder ante México y salir goleado contra Croacia. Sin embargo, pretende cerrar el Mundial con una buena imagen.

"Es una cuestión de orgullo, como africano y como camerunés. Debemos mejorar nuestra imagen y no hacer como en 2010, en que terminamos de forma catastrófica, con 0 puntos", proclamó Stéphane Mbia.

Camerún aún no ha marcado ni un gol en el torneo. Dista mucho del papel en Sudáfrica. Mbia considera importante la ausencia de Samuel Eto'o.

"No arregló las cosas su ausencia; es un jugador muy valioso para nosotros. Puede marcar la diferencia en cualquier momento, y su lesión comprometió nuestras opciones. Pero tenemos un entrenador que ha hecho todo lo posible para motivarnos a todos. Ha intentado que el grupo forme una piña para permitirnos obtener buenos resultados pese a las ausencias de jugadores claves como Eto'o", resaltó Mbia.

La imagen, además, quedó dañada por acciones como la de Alexandre Song, que propinó un codazo al croata Mario Mandzukic, y con el incidente de sus dos compañeros Benjamin Moukandjo y Benoit Assou-Ekotto, que se enzarzaron en pleno partido.

"Estábamos poniendo a Croacia bajo presión hasta la expulsión", reconoció, y justificó el altercado de sus dos compañeros. "Fue un reflejo de la frustración. No son malos chicos; todo lo contrario. Son amigos y están todo el tiempo juntos", indicó.

"A pesar de lo que piense la gente, estamos muy unidos. No hay conflictos, ni problemas. Simplemente estamos decepcionados por no obtener buenos resultados pese a todo nuestro trabajo y las muy buenas cosas realizadas en el entrenamiento", dijo el centrocampista, de 28 años.

Mbia también recordó los problemas a la llegada. Cuando el equipo se plantó al viajar por el asunto de las primas. "Hay que ser objetivo y realista; eso ha jugado un papel. En un gran campeonato, en un Mundial, se deben respetar ciertas reglas y hemos pagado nuestros errores. Nadie quería hacerlo mal", destacó Mbia.

Brasil es el último adversario de Camerún en el Mundial 2014. "Me he enfrentado a grandes jugadores en la liga española. Lo que importa es el grupo y si el bloque hace bien las cosas, nuestros talentos individuales podrán expresarse. Creo que será un partido que servirá de referencia. Tendremos que mostrar de lo que somos capaces para poder recuperar nuestro orgullo", concluyó.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios