Celta 1-3 Real Madrid: los de Benítez consolidan su liderato con sufrimiento

    • Se impuso en el duelo de líderes gracias a los goles de Cristiano Ronaldo y Danilo. Nolito recortó distancias con un gol para enmarcar y los blancos acabaron sufriendo. Marcelo sentenció en el descuento.
    • Keylor Navas volvió a salvar a los madridistas con una exhibición espectacular.
El Real Madrid dio un golpe sobre la mesa en Balaídos. / Getty Images
El Real Madrid dio un golpe sobre la mesa en Balaídos. / Getty Images

El Real Madrid volvió a aprobar con nota su segundo examen de la semana y dio un golpe sobre la mesa tras imponerse al Celta en Balaídos. Pero sufrió para ello. El conjunto blanco realizó una gran primera parte donde se adelantó con goles de Cristiano Ronaldo y Danilo pero acabó sufriendo para salvar la renta después de que Nolito anotara un gol para enmarcar a falta de cinco minutos para el final. Keylor Navas volvió a salvar al conjunto blanco con su enésima exhibición.Porque el excelso Celta de Berizzo merecía respeto y el Real Madrid le hizo la reverencia saliendo al césped como si afrontara un partido grande. En realidad lo era. Porque este conjunto celeste es uno de los mejores equipos de la Liga BBVA. Y ejerciendo de local aún más. Por ello, Rafa Benítez repitió la fórmula de París. Presión alta, líneas juntas, velocidad arriba y Casemiro como hombre para ayudar a los centrales y liberar a la dupla Kroos-Modric que rinde mejor con la presencia del brasileño.Y volvió a irle bien al conjunto blanco. Después de ser mejor que el PSG y quedarse a oscuras ante el gol, el Real Madrid había ido a Vigo a dar un golpe sobre la mesa. 8 minutos tardó Cristiano Ronaldo en dar un sopapo a los escépticos y fulminar los ataques sin fundamentos. Casemiro evitó un contra celeste, Lucas Vázquez cedió al luso y este hizo su séptimo gol de la temporada fusilando a Sergio dentro del área. Lo más difícil estaba hecho pero los de Benítez eran conscientes de que había que sudar sangre para salir indemne de Vigo.Ahí apareció Keylor Navas para restarle drama al asunto porque cuando las cosas se complican siempre aparece. El río de elogios por la soildez defensiva blanca tiene que desembocar en él. El Celta comenzó atacar en oleadas y el meta volvió a aparecer para salvar al Real Madrid. Esto ya casi no es noticia. Si alguien dudaba de cómo reaccionaría el costarricense en un equipo grande puede comenzar a hacer la reverencia y apostillar que es un jugador de órdago. El meta desvió el lanzamiento desde fuera del área de Orellana cuando el público de Balaídos veía el empate a uno, sacó una buena mano a Jonny, otra a Aspas y Pablo Hernández a cinco minutos antes del descanso. De todos los colores y para todos los gustos: exhibición.

Entre parada y parada de Keylor, el Real Madrid tiró de la vieja pegada para poner distancia de por medio. Jesé vio el hueco dejado por Jonny, Danilo ocupó el espacio y definió como un ariete al palo corto de Sergio. Era una realidad: el conjunto blanco estaba dando un golpe de líder en Balaídos gracias a un gran primera parte. Como sucediera en San Mamés, el Calderón o Parque de los Príncipes, el conjunto de Rafa Benítez había rozado el sobresaliente en los primeros 45 minutos.El Celta no se rinde a pesar de jugar con 10

Orellana dio guerra a la reanudación pero había una sensación clara: el Real Madrid podía sentenciar a la contragolpe. Y la primera oportunidad para matar el partido llegó al minuto. Lucas Vázquez, que volvió a estar notable con sus constantes ayudas en defensa, tiró un buen autopase pero eligió mal en la definición tras buscar una vaselina ante Sergio que acabó en nada.

El frenesí celeste cesó tras la expulsión de Cabral. El central argentino protestó una falta, vio la segunda amarilla, y el Celta, que había hecho un All-in en busca de una remontada homérica,no pidió clemencia. Ahí, Rafa Benítez dio entrada a Isco con el objetivo de retener el balón y el andaluz estuvo a punto de cerrar el partido con un disparo sobresaliente que se estrelló en el palo. Nolito pudo recortar distancias y ponerle épica al partido pero, una vez batido Keylor Navas aparecióMarcelo para sacar el balón desde la línea.

Y el esfuerzo acabó teniendo su recompensa. Nolito, que estaba siendo el mejor jugador celeste, coló el balón en el único lugar donde Keylor no podía llegar: la escuadra. Y pudo llegar el drama para un Real Madrid que acabó sufriendo. Guidetti pudo completar el milagro a la jugada siguiente pero los blancos acabaron cantando victoria tras la sentencia de Marcelo en el último segundo. Un triunfo que manda una advertencia: el Madrid de Benítez puede hacer algo grande sino se duerme en los laureles.

Mostrar comentarios