Domingo, 22.10.2017 - 17:56 h

Madrid cuenta con el Rey y Zapatero para superar a Obama

Por Kevin FylanCOPENHAGUE (Reuters) - Madrid no sólo cree que tiene la mejor candidatura para los Juegos Olímpicos, está segura de que superan en número y rango al presidente de Estados Unidos, Barack Obama."Como partidario de Madrid, puedo decir que el presidente Obama es una personalidad extraordinaria", dijo el miércoles el miembro del COI Juan Antonio Samaranch Jr., hijo del ex presidente del COI, en una entrevista con Reuters."Es una personalidad extraordinaria. Nosotros tenemos a su majestad el Rey de España, que es una, y al presidente Zapatero, que son dos. Así que son dos contra uno".Obama se dirigirá al Comité Olímpico Internacional el viernes, cuando sus miembros elegirán entre Madrid, Chicago, Tokio y Río de Janeiro como sede para los Juegos Olímpicos de 2016. La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, llegó el miércoles a Copenhague para empezar a recoger apoyos.Madrid ya contaba con una candidatura fuerte cuando Londres ganó la carrera para los Juegos de 2012. Ahora su propuesta cuenta con un apoyo ciudadano masivo en la capital y en toda España, y gran parte de las infraestructuras ya están listas.Ya que los Juegos de Barcelona de 1992 todavía son recordados con cariño por el movimiento olímpico, Samaranch piensa que la capital española tiene un alegato poderoso que hacer."El legado en Madrid será muy importante pero (...) estamos poniendo a la gente antes que las infraestructuras", declaró."Si recuerdan lo que pasó en Sídney (en 2000) o en Barcelona, la gente cambió. Cuando los Juegos terminaron, la gente estaba más optimista, más orgullosa de sí misma y eso ha creado durante muchos, muchos años, al menos en mi país, un mejor crecimiento, una mejor regeneración, educación, todo mejor"."Esa es la clase de legado: más para la gente que para las piedras o los puentes o el acero. Ese es el legado que Madrid puede con seguridad ofrecernos a nosotros los españoles y al resto del mundo".Samaranch calificó la decisión de Obama de acudir a la sesión como un gran honor para el movimiento olímpico.

Por Kevin FylanCOPENHAGUE (Reuters) - Madrid no sólo cree que tiene la mejor candidatura para los Juegos Olímpicos, está segura de que superan en número y rango al presidente de Estados Unidos, Barack Obama."Como partidario de Madrid, puedo decir que el presidente Obama es una personalidad extraordinaria", dijo el miércoles el miembro del COI Juan Antonio Samaranch Jr., hijo del ex presidente del COI, en una entrevista con Reuters."Es una personalidad extraordinaria. Nosotros tenemos a su majestad el Rey de España, que es una, y al presidente Zapatero, que son dos. Así que son dos contra uno".Obama se dirigirá al Comité Olímpico Internacional el viernes, cuando sus miembros elegirán entre Madrid, Chicago, Tokio y Río de Janeiro como sede para los Juegos Olímpicos de 2016. La primera dama de Estados Unidos, Michelle Obama, llegó el miércoles a Copenhague para empezar a recoger apoyos.Madrid ya contaba con una candidatura fuerte cuando Londres ganó la carrera para los Juegos de 2012. Ahora su propuesta cuenta con un apoyo ciudadano masivo en la capital y en toda España, y gran parte de las infraestructuras ya están listas.Ya que los Juegos de Barcelona de 1992 todavía son recordados con cariño por el movimiento olímpico, Samaranch piensa que la capital española tiene un alegato poderoso que hacer."El legado en Madrid será muy importante pero (...) estamos poniendo a la gente antes que las infraestructuras", declaró."Si recuerdan lo que pasó en Sídney (en 2000) o en Barcelona, la gente cambió. Cuando los Juegos terminaron, la gente estaba más optimista, más orgullosa de sí misma y eso ha creado durante muchos, muchos años, al menos en mi país, un mejor crecimiento, una mejor regeneración, educación, todo mejor"."Esa es la clase de legado: más para la gente que para las piedras o los puentes o el acero. Ese es el legado que Madrid puede con seguridad ofrecernos a nosotros los españoles y al resto del mundo".Samaranch calificó la decisión de Obama de acudir a la sesión como un gran honor para el movimiento olímpico.

Ahora en portada

Comentarios