Martes, 28.01.2020 - 17:59 h

Copa Davis: Almagro aguanta al bombardero Isner y deja a España a un punto de la final

  • El español da el segundo punto a España tras vencer al estadounidense por 6-4, 4-6, 6-4, 3-6 y 7-5 en más de cuatro horas de partido.
  • Isner llegó a meter 24 saques directos, por los siete de Almagro.
Almagro también se despide de Londres

Nada más y nada menos que 24 'aces' sufrió Nico Almagro en el segundo partido de la semifinal de la Copa Davis entre España y Estados Unidos. El espigado John Isner, que por altura podría jugar en la NBA sin problemas (2,06 metros), se propuso sacar de la pista al murciano a cañonazos, pero no lo consiguió. La victoria final de Nico por 6-4, 4-6, 6-4, 3-6 y 7-5 deja a España a un punto (2-0) de volver a jugar la final del torneo.

Fue mucho más difícil de lo esperado, que de por sí se antojaba complicado porque se enfrentaban el 10 y el 11 de la clasificación ATP. A la contundencia del tenista de Greensboro (Carolina del Norte) se unió que el murciano estuvo bastante errático. Acumuló dobles faltas, nueve, y errores en ciertos puntos esenciales, sobre todo de 'break', que evitaron que pudiese sentenciar el partido antes. Necesitó cuatro bolas para matar el partido.

Si el partido hubiera sido en pista dura o hierba, Almagro lo habría pasado verdaderamente mal, posiblemente habría perdido, y eso que en su único enfrentamiento anterior, en el verde de Wimbledon, el vencedor fue el español. Pero la semifinal de la Copa Davis se juega en España, en Gijón, y la tierra batida es el aliado de Nico.

En esta superficie ha ganado sus 12 torneos en la ATP, (dos ATP 500 y 10 ATP 250), mientras que Isner, por el contrario, ha logrado sus cinco victorias en el circuito en pista dura, tres, y hierba, dos. Todas ellas en torneos ATP 250.

Estados Unidos ha llegado a esta semifinal tras levantar una eliminatoria en campo contrario ante Francia, lo que demuestra que los jugadores de Jim Courier están dando la talla a pesar del adiós de su líder durante tantos años, Andy Roddick. Isner demostró sobre la pista que no ha ido a Gijón a cumplir el expediente. Plantó cara en todos los sets, los que ganó y los que perdió, y no cambió su forma de jugar en ningún momento. Su objetivo, buscar el golpe ganador rápido, siempre de derechas. Su cuerpo no está hecho para correr de lado a lado de la pista, y lo notó en la recta final, donde no paró de gesticualr por culpa del cansancio.

Pero Almagro también demostró que tenía razón cuando reclamó un puesto en el equipo de la Copa Davis, aunque las formas no fueran adecuadas porque lo hizo rajando en Twitter. Por 'ranking' tenía hueco entre los elegidos por Alex Corretja, y por juego también. A pesar de sus errores, fue superior a Isner y mereció ganar por tenis y por aguantar el bombardeo durante más de cuatro horas, que no es poco.

Sigue @jorgekosky

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING