Domingo, 29.03.2020 - 23:16 h
Dos tarjetas rojas

Acusan de tongo en el Coruxo-Mirándés al árbitro que suspendió el Rayo-Albacete

El trencilla acabó siendo acusado de "masacrar" al equipo vigués tras pitar un penalti en contra en el último minuto, que supuso el 4-4 en el marcador

Imagen del Coruxo-Mirandés
Acusan de tongo en el Coruxo-Mirándés al árbitro que suspendió el Rayo-Albacete. Imagen del Coruxo-Mirandés. / Twitter / @coruxoFCoficial

José Antonio López Toca, el árbitro que decidió suspender el pasado domingo el Rayo-Albacete de Segunda División por los insultos a Roman Zozulya, ha vuelto a ser protagonista apenas 48 horas después por sus decisiones durante el partido entre el Coruxo y el Mirandés en la segunda ronda de la Copa del Rey de fútbol. El trencilla acabó siendo acusado de "masacrar" al equipo más pequeño tras pitar un penalti en el último minuto a favor de los de Miranda de Ebro, que supuso el 4-4 en el marcador y permitió a los visitantes alzarse con la victoria en el último minuto de la prórroga.

La cuenta de Twitter del Coruxo se ha hecho eco de lo sucedido en O Vao, el estadio del modesto equipo que milita en Segunda B: en el minuto 92, los locales iban ganando 4-3 al Mirandés; en ese momento, el árbitro pitó un penalti polémico a favor de los visitantes "que daña la credibilidad del fútbol", en opinión de los locales. El Mirandés empató desde los 11 metros y, además, el Coruxo vio cómo el referí expulsaba a dos de sus jugadores a raíz de esa misma acción.

Así las cosas, en la prórroga el Coruxo tuvo que jugar con nueve durante media hora más. En el minuto 107, el árbitro pitó un penalti a favor del Coruxo, pero el asistente levantó la bandera señalando fuera de juego. Sin embargo, desde el Coruxo hablaban en ese momento de "escándalo".

Cabe recordar que la noche del pasado domingo tuvo lugar un hecho histórico en el fútbol español. Por primera vez se suspendía un partido en el descanso. Fue durante el Rayo Vallecano-Albacete de LaLiga SmartBank de 2ª División. Los jugadores se fueron camino de los vestuarios, pitado el minuto 45, y no volvieron a salir al terreno de juego, después de que parte de la afición rayista insultase a Zozulya y le llamase "puto nazi". 

Zozulya estuvo a punto de fichar como cedido en enero de 2017 por el Rayo, pero los Bukaneros pararon su traspaso en el último momento presionando a la directiva por los presuntos vínculos del delantero con la extrema derecha. Por eso, el pasado domingo, durante la primera parte, la grada del Rayo se dirigió en reiteradas ocasiones contra el jugador ucraniano con cánticos como "Roman Zozulya, puto nazi", entre otros. Más tarde, la megafonía del estadio anunciaba el cese del encuentro.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING