Lunes, 10.12.2018 - 12:40 h
Primeros días como jugador juventino

Cristiano ya causa furor en Turín y los aficionados le piden ganar la Champions

Cientos de aficionados del Juventus ovacionaron este lunes al portugués al entrar al reconocimiento médico previo a su firma por el equipo italiano.

Cristiano tras pasar reconocimiento con la Juventus.
Cristiano tras pasar reconocimiento con la Juventus. / EFE

Cristiano Ronaldo ya ejerce como jugador bianconero. El portugués, presentado como nuevo jugador del Juventus Turín, al que llega procedente del Real Madrid, ha considerado que salir del club madridista para ir al juventino "no es un paso atrás, siempre es adelante". "No diría que es un paso atrás, siempre es adelante. (Juventus) Es un equipo para ganar, ha ganado las siete últimas ligas italianas, ha estado últimamente en dos finales de 'Champions'. Espero llevar al Juventus al nivel más alto", dijo Ronaldo.

El portugués declaró además, con cierto ironía, que la del Juventus era la única oferta que había recibido, y consideró como "un momento especial" los aplausos recibidos por la afición juventina cuando marcó de chilena el gol en Liga Campeones con el Real Madrid. No obstante, ha asegurado que tomó la decisión de dejar el Real Madrid después de esa final: "En Kiev no había decidido nada. La forma de cómo he llegado aquí no es tan importante. Estoy bien emocionalmente y físicamente. Por eso la manera de cómo he venido aquí me enorgullece. Ha sido una decisión fácil", ha asegurado. 

Por la mañana cientos de aficionados del Juventus Turín ovacionaron al luso al entrar al reconocimiento médico, y le pidieron dar al conjunto turinés la ansiada Liga de Campeones. Los hinchas del Juventus llegaron al J Medical, ubicado a pocos metros del Allianz Stadium, a primera hora de la mañana y ovacionaron a Cristiano Ronaldo cuando llegó, pasadas las 10.10 locales (8.10 GMT), para someterse a las pruebas médicas pertinentes.

El portugués, que viajó el domingo a Turín (norte) a bordo de su avión privado, entró por una puerta reservada del J Medical y salió sucesivamente para saludar a la multitud de aficionados que le esperaban, firmando autógrafos y concediendo fotografías. Vestido con traje negro y camisa blanca, Ronaldo desató la euforia de una hinchada que, tras verse negar por el propio delantero portugués la Liga de Campeones de 2017, sueñan con volver a levantar una Copa de Europa con la ayuda de CR7.

En la zona había decenas de policías y equipos de seguridad para contener el entusiasmo de la hinchada del Juventus, que lleva días en euforia total por la llegada de Ronaldo, fichado procedente del Real Madrid a cambio de 112 millones de euros. También hay muchos puestos y tenderetes que venden camisetas, banderas y bufandas. Entre las elásticas a la venta, hay una con la frase portuguesa "Eu estou aquí", que celebra la llegada a Turín de la leyenda lusa.

La frase se volvió famosa por ser parte de la celebración de un gol que Cristiano Ronaldo marcó al Barcelona en el Camp Nou en 2012, cuando el Real Madrid del técnico portugués José Mourinho conquistó la "Liga de los 100 puntos". "Es el mejor jugador del mundo, mi ídolo desde siempre. Si el Juventus ya ha llegado muy cerca de ganar la 'Champions' antes, imagínense con Cristiano Ronaldo", aseguró uno de los muchos aficionados presentes en la zona del J Medical, el mexicano Diego Gómez, en conversación con EFE.

Entre los demás aficionados, también había algunos niños que se divirtieron practicando el habitual grito de Cristiano cuando celebra sus goles. Cuando terminó las pruebas médicas, Ronaldo se desplazó a la sede del club, en la Continassa, donde ha firmado un contrato de cuatro años a cambio de unos 31 millones de euros netos por temporada. Será el jugador mejor pagado de la Serie A (Primera) y ganará unas cuatro veces más que el argentino Gonzalo Higuaín, que contaba anteriormente con el mejor contrato del Juventus (8 millones de euros netos).

Además, Cristiano le arrebató al propio "Pipita" el récord de fichaje más caro de la historia del fútbol italiano; el luso costó 112 millones de euros mientras que el argentino fue pagado 90 millones de euros por el Juventus en 2016. El portugués también tendrá la posibilidad de visitar la ciudad deportiva de la Continassa, que sustituyó desde este verano el centro técnico de Vinovo, y de conocer al técnico, Massimiliano Allegri, y a sus nuevos compañeros.

Ahora en Portada 

Comentarios