Cristiano Ronaldo, Ribéry y Messi se disputan el Balón de Oro más polémico

    • El portugués ha sido el más regular, espectacular y desequilibrante desde el punto de vista individual, pero no ha ganado ningún título.
    • Messi fue el mejor hasta el mes de mayo cuando se lesionó y Ribéry ha ganado tres títulos (Champions, Bundesliga y Copa) gracias al éxito colectivo.
Cristiano Ronaldo, Ribéry y Messi se disputan el Balón de Oro más polémico.
Cristiano Ronaldo, Ribéry y Messi se disputan el Balón de Oro más polémico.
Ulises Sánchez Flor

El Fifa Balón de Oro 2013 viene esta edición cargado de polémica. Ya se conocen los tres finalistas (Cristiano Ronaldo, Ribéry y Messi) y seguro que habrá lío sea quien sea el ganador. Unos acumula votos por sus éxitos personales y otros por los colectivos. Nadie tiene claro cuál es el principal criterio para adjudicarlo.

Es un trofeo que se entrega al que se considera el mejor jugador del mundo y en el que los votantes (seleccionadores, capitanes y periodistas) se rigen por criterios objetivos (títulos conseguidos, goles marcados, asistencias, partidos jugados...) y subjetivos (espectacularidad en sus acciones, incidencia en el juego, capacidad para desequilibrar los partidos, personalidad, carisma, vistosidad...).

No hay una regla fija para darle el trofeo a uno de los tres finalistas y los votos llevan muchos de los ingredientes ya nombrados. En definitiva, es una mezcla de méritos colectivos y gustos futbolísticos, aunque la esencia de este prestigioso galardón está en coronar al Rey del fútbol y, como ha quedado comprobado en otras ediciones, el mejor no siempre ha ganado títulos. Simplemente ha sido el mejor porque es capaz de hacer en un terreno de juego acciones que no están al alcance del resto de futbolistas. Con estos parámetros compiten Cristiano Ronaldo, Ribéry y Messi.

CRISTIANO RONALDO. Le perjudica no haber ganado ningún trofeo, aunque el portugués encarna los méritos para adjudicarse un trofeo individual como es el Balón de Oro. Sus exhibiciones, a lo largo del año 2013, han sido numerosas con el Real Madrid y Portugal. Es el futbolista que mejor conjuga la faceta física con la técnica, que le permite mantener una regularidad en su juego que no han mantenido ni Ribéry ni Messi. No se le recuerda un mal partido ni un bajón y si no ha ganado un título es porque el equipo no ha estado a su altura. Algo de lo que sí se han beneficiado Ribéry, en especial, y Messi.

Se ha consagrado como un futbolista total que no tiene límites y que es capaz de coleccionar 'hat-tricks' con una asombrosa facilidad. Es muy completo y no deja de sorprender por su ambición en el campo juegue contra quien juegue. Si hay que correr al contragolpe es el más rápido y eficaz. Domina el juego aéreo y marca con las dos piernas.

Sus registros están muy por encima de Ribéry y Messi. Si la temporada pasada acabó la Champions como el máximo goleador con 12 tantos, ahora lleva 8 en la fase de grupos. También es el máximo realizador de las grandes Ligas europeas con 17 goles. Cristiano Ronaldo lleva 67 goles en los 56 partidos que ha disputado con el Real Madrid y Portugal. Se puede haber beneficiado de la ampliación del plazo para el voto después de su brillantísima actuación en los dos partidos de la repesca mundialista contra Suecia, en la que marcó cuatro goles.

Desde el punto de vista individual no tiene competidor por su espectacularidad, incidencia en el juego y regularidad. Las sensaciones que deja es que está muy por encima de todos por su despliegue físico, capacidad para marcar goles, personalidad y carisma.

FRANCK RIBÉRY. A favor del francés cuenta que ha logrado tres títulos con el Bayern de Múnich (Champions, Bundesliga y Copa de Alemania). Ha sido uno de los líderes del equipo germano, pero no ha sido el único. El éxito del Bayern es el triunfo máximo de un colectivo con muy buenas individualidades (Robben, Mandzukic, Lahm, Schweinsteiger, Müller...) Ribéry ha completado muy buenos partidos y se ha convertido en pieza clave en su equipo, pero no desde el punto de vista individual, donde queda la sensación de que el Bayern es más que Ribéry. No pasa lo mismo con el Real Madrid, donde sí se puede decir que el alma del equipo blanco es el portugués.

Ribéry no logró marcar en la final de la Champions contra el Borussia Dortmund, donde sí lo hicieron Mandzukic y Robben, ni tampoco lo consiguió en la eliminatoria de repesca mundialista que jugó Francia contra Ucrania. Son dos factores que le perjudican en la comparación individual con Cristiano Ronaldo a la hora de hablar de futbolistas desequilibrantes. Sus registros están muy por debajo de los del portugués. Hay que decir que la UEFA le nombró en agosto el mejor jugador de la temporada 2012-13 y que este premio ayuda para reforzar su candidatura.

LEO MESSI. No ha sido el año de Messi. La estrella del Barcelona y de Argentina se apagó en el mes de mayo cuando sufrió una lesión muscular que le impidió jugar en condiciones las semifinales de la Champions contra el Bayern de Múnich. Hasta esa fecha sí se puede hablar de un Messi en su plenitud, decisivo para que el Barcelona acabara ganando la Liga y llegara a esas semifinales de la Liga de Campeones. Pero desde mayo, el argentino ha sufrido varias lesiones que le han obligado a parar y a practicar un fútbol más lento y previsible. La imagen del Messi eléctrico, imparable y goleador ha desapareciso.

Pero para hablar de Messi hay que hacerlo con mucho respeto porque tiene todo el crédito del mundo. Ya ganó el Balón de Oro en 2010 cuando España fue campeona del mundo y los pronósticos apuntaban a Andrés Iniesta, goleador de la final contra Holanda, como principal candidato. Messi tiene una legión de votantes que admiran su juego y sus cualidades. ¿Qué habría sucedido si no huniera sufrido tantas lesiones? Seguro que sería el principal aspirante al título.

Mostrar comentarios