Jueves, 19.09.2019 - 01:05 h
También cantaron Travis Scott y Big Boi

La actuación de Maroon Five en la Super Bowl indigna a las redes sociales

La banda puso música al descanso del partido pero los espectadores no encontraron su show a la altura del evento.

Maroon Five
La actuación de Maroon Five ha despertado muchas críticas / EFE

Podemos afirmar que la Super Bowl es el mayor evento planetario. Los números que mueve la final de la NFL -la liga de fútbol americano- no tienen parangón en ningún evento del mundo, aunque los últimos episodios racistas en esta competición la han empañado hasta tal punto que este año casi se queda sin la famosa actuación musical del descanso. Pero el caso no llegó tan lejos y hace unas semanas la organización encontró al grupo encargado de poner música a la velada.

Maroon Five, la banda liderada por Adam Levine, tocaría en el intermedio del partido entre los New England Patriots y Los Angeles Rams, junto a los raperos Travis Scott y Big Boi. Todo ello después de que figuras como Rihanna, Lady Gaga o Nicki Minaj se negaran por las cuestiones racistas que hicieron que el jugador conocido por arrodillarse cuando sonaba el himno de Estados Unidos, Colin Kaepernick, se quedara sin equipo.

Por ello, se recurrió a Maroon Five, grupo que, como todos los que tocan en la Super Bowl, no cobraría nada por su actuación, pues ya con el escaparate mundial que supone está más que pagada. Así, la pasada noche, el grupo hizo su aparición estelar sobre el escenario de Atlanta dispuesto a darlo todo para hacer disfrutar al público.

No obstante, a pesar de las ganas, parece que no lograron el efecto deseado. Aunque la banda tocó sus temas más célebres, como 'Sugar' o 'Moves like Jagger', acompañados además de los dos raperos, los espectadores se quedaron fríos. Incluso cuando Levine se quitó la camiseta para finalizar la actuación dejando al descubierto su torso repleto de tatuajes.

Maroon Five
Adam Levine acabó la actuación sin camiseta / EFE

En las redes sociales, prácticamente todos los comentarios de quienes estaban viendo el partido hicieron referencia a una "soporífera actuación" que no estuvo a la altura de las de años anteriores, con Beyoncé, Justin Timberlake o Madonna. Para muchos, de hecho, lo mejor fue "el último acorde de guitarra".

Ahora en Portada 

Comentarios