Se cumplen 22 años del día que Harry Redknapp hizo debutar... ¡A un aficionado!

  • Steave Davies, aficionado del West Ham, debutó con el equipo de sus amores durante un partido de la pretemporada.

Se cumplen 22 años del día que Harry Redknapp hizo debutar... ¡A un aficionado!
Se cumplen 22 años del día que Harry Redknapp hizo debutar... ¡A un aficionado!
J.L. Bonaño

Verano de 1994. El West Ham inglés, dirigido por entonces por Harry Redknapp, seguía con su pretemporada y se enfrentaba al modesto Oxford City. El conjunto londinense se presentaba con grandes jugadores de la época como Lee Chapman o Mike Marsh entre otros pero ninguno de ellos serían los protagonistas.

Un aficionado del conjunto londinense llamado Steve se dispuso a viajar con sus amigos para disfrutar del encuentro, un encuentro que lo marcaría para el resto de su vida.

La primera parte fue horrible para el West Ham a pesar de marcharse al vestuario ganando. Y de repente ocurrió algo: apenas quedaban suplentes en el banquillo debido al gran número de lesionados y, para colmo, al comenzar la segunda mitad, Lee Chapman se lesionó, quedándose el conjunto de Londres con 10 jugadores sobre el terreno de juego y sin posibilidad de hacer un cambio. 

Fue entonces cuando llegó el acontecimiento más extraño y más raro de la historia del fútbol. El entrenador del West Ham, Harry Redknapp se acercó a la grada y le dijo a un aficionado: "Crees que puedes hacerlo mejor que Chapman?" Ese aficionado era Steave, que le contestó sin dudar: "Por supuesto que sí".

Steve se fue directo al vestuario donde le dejaron unas botas y una camiseta con el 3 a la espalda. Después volvió al terreno de juego para recibir las instrucciones de Harry. "Me preguntó de qué jugaba y aunque solía jugar de defensa, para una vez que iba a jugar con el West Ham, le dije que de delantero“, relata el propio Steave.

Con más de 40 minutos por delante, el joven aficionado saltó al campo ante el asombro de sus amigos. Muy pocos de los allí presentes sabían la verdad. Ni siquiera el encargado de la megafonía sabía la historia y tuvo que preguntarle al propio Harry Redknapp quién era aquel chico que acababa de salir. “Harry, ¿quién es ese?“, le preguntó. “¿No has visto el Mundial? ¡Este es Tittyshev, el búlgaro!“, respondió el entrenador del West Ham. Ahí nació la leyenda de Tittyshev recordada aún por muchos aficionados ‘hammers’.

Pero la historia no quedó ahí. Corría el minuto 72 cuando Steve cazó un balón en el área pequeña, fusiló al guardameta y anotó un golazo por toda la escuadra. La felicidad era enorme. Corría festejando el gol cuando de repente vio al linier con la bandera levantada y toda esa alegría se esfumó. El gol había sido anulado.

Al acabar el partido, el joven aficionado se marchó al vestuario como un jugador más. “¿Me habéis fichado?“, le preguntó Steve Davies a Harry Redknapp. Harry le sonrió y finalmente Steve se fue con sus amigos aún incrédulos por lo sucedido.

Una historia que cumple 22 años y que casi con toda probabilidad, no se volverá a repetir a pesar de los sueños de muchos aficionados.

Mostrar comentarios