Martes, 26.05.2020 - 14:09 h

Décima corona y pasaporte al Mundial para Natalia Rodríguez

Natalia Rodríguez remató con éxito en los Campeonatos de España de Alcobendas (Madrid) su doble reto de conquistar su décimo título nacional de 1.500 y ganarse, batiendo a Isabel Macías, la única plaza en la selección española para los Mundiales de atletismo de Moscú.

José Antonio Diego

Alcobendas (Madrid), 27 jul.- Natalia Rodríguez remató con éxito en los Campeonatos de España de Alcobendas (Madrid) su doble reto de conquistar su décimo título nacional de 1.500 y ganarse, batiendo a Isabel Macías, la única plaza en la selección española para los Mundiales de atletismo de Moscú.

La tarraconense se escondió en el grupo durante tres cuartos de carrera y sólo compareció, con efectos letales, a 200 del final para ganar con un tiempo de 4:24.13, seguida de Macías (4:24.61), que intentó inútilmente alcanzarla en la recta de tribuna.

Ángel David Rodríguez logró su título nacional número 22 en pruebas de velocidad al ganar los 100 metros en 10.26 segundos, en una jornada inaugural que en 1.500 no arrojó ninguna luz sobre quién será el único representante español masculino en los Mundiales.

Por la calle seis, Rodríguez compensó una salida conservadora (167 milésimas) con una fuerte aceleración que le puso en cabeza veinte metros después del disparo. Bruno Hortelano (10.43) y Adriá Burriel (10.45) lo escoltaron en el podio, en tanto que el saltador de longitud Eusebio Cáceres perdió el cajón sólo por milésimas.

Estela García, la mejor velocista española del momento, logró su primera corona de 100 metros con 11.61 y un margen de 25 centésimas sobre Juliet Itoya.

Las semifinales de 1.500, la prueba con más morbo de los campeonatos, no ofreció demasiadas pistas. David Bustos, Adel Mechaal y Arturo Casado, los tres con mínima B para los Mundiales de Moscú, superaron la criba sin la menor angustia. El acceso directo de los cuatro primeros de cada serie y otros cuatro por tiempos a la final facilitaba el trabajo de los más fuertes.

Bustos, líder español del año con 3:35.69, fue quien se mostró más cauto en carrera, sin desperdiciar un átomo de energía. El balear, con una experiencia dilatada pese a sus 22 años, sabe que se la juega mañana y que de nada le servirá encabezar el ránking español de la campaña si no consigue la victoria.

Sólo el campeón irá a Moscú, siempre que sea uno de los tres atletas con mínima, de modo que la final se presenta más dura que nunca, abierta a todo tipo de tácticas. Bustos está convencido de ser el más rápido, pero no descarta asestar "un hachazo" a 500 metros del final si se ve "muy bien" durante la carrera.

Mechaal se impuso en la primera serie con 3:49.02 dejándose ver sólo en la última curva, seguido de Arturo Casado, que compite con la confianza que le da su reciente registro en 800 (1:47.38).

En la segunda, el asturiano Carlos Alonso llegó primero en 3:47.57 con permiso de David Bustos, que cruzó a continuación. En la zona mixta se declaró dispuesto a hablar inmediatamente. Llegó sin respiración agitada.

En 800, el sevillano Kevin López, plusmarquista español y autor de una marca reciente de 1:43.93 (a 19 centésimas de su récord), refrendó en semifinales su liderazgo ganando sin despeinarse la primera serie con 1:50.29. Su paisano Luis Alberto Marco, que venía de hacer en Huelva 1:45.44 (mínima B), dominó la segunda con 1:51.44.

En altura, el manchego Javier Bermejo no pudo igualar al madrileño Arturo Ortiz con 9 títulos, pero el de Puertollano, con un salto de 2,15, logró, al menos, subir al podio en detrimento de Miguel Ángel Sancho. La victoria -y su primer título- fue para Simón Siverio, que tras quedarse sólo con 2,20, no pudo con los 2,28. Ignacio Vigo fue segundo con 2,18.

Berta Castells, campeona de martillo los diez últimos años, conquistó su undécimo título pero su marca ganadora (66,88) fue insuficiente para acudir a los Mundiales de Moscú.

La tarraconense, presente en los cinco últimos campeonatos del mundo, necesitaba no solo la victoria, sino también una marca de al menos 69,50 metros (mínima B) para estar por sexta vez consecutiva. La barcelonesa Laura Redondo, segunda con 65,52, sí podrá estar en los Mundiales gracias a su registro de 69,59, récord de España compartido con Castells.

Tres días después del trágico accidente ferroviario de Santiago de Compostela, el lanzador de jabalina lucense Manuel Uriz se llevó a Galicia el primer título en juego, destronando con una marca de 69,60 metros al catalán Jordi Sánchez pese a competir con unas zapatillas prestadas después de haber extraviado su mochila.

A las 21.00 horas, todos los presentes en el polideportivo José Caballero de Alcobendas guardaron un minuto de silencio en memoria de las víctimas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING