Viernes, 20.09.2019 - 00:06 h
El encuentro finalizó sin goles

Once detenidos en el Levante-Getafe por irrumpir en un bar y "liarse a palos"

La Policía detuvo a 11 aficionados del Getafe por alteración del orden público cerca del estadio donde se encontraban seguidores del Levante.

En la previa del encuentro detuvieron a once seguidores del Getafe.
En la previa del encuentro detuvieron a once seguidores del Getafe. / EFE

El fútbol español tuvo que lamentar otro incidente por violencia, una lacra que aunque se ha reducido ostensiblemente en los últimos años sigue dejando secuelas en ocasiones puntuanesl. En esta ocasión tuvimos que lamentar un incidente en el Levante-Getafe. La Policía Nacional detuvo a once aficionados del Getafe por alteración del orden público, en las inmediaciones del estadio 'Ciutat de València', donde el equipo madrileño jugó ante los levantinistas, finalizando sin goles el encuentro.

Según han explicado fuentes de la Policía Nacional, en un bar próximo al estadio donde se encontraban seguidores del Levante ha llegado una furgoneta con aficionados del Getafe que se han liado "a palos y golpes" contra ellos. Las mismas fuentes han indicado que durante la trifulca se han roto espejos de coches y producido daños en vehículos estacionados en la zona y que, además, un policía local ha resultado herido, aunque no de gravedad. Ante esta situación la Policía nacional ha detenido a once aficionados del Getafe por alteración del orden publico.

En lo deportivo, Levante y Getafe empataron sin goles en el Ciutat de València, en un duelo en el que el exceso de precaución mostrado por ambos equipos y el fuerte viento reinante derivó en una igualada sin goles, si bien los locales pudieron marcar en un buen arranque del segundo tiempo pero su falta de puntería le privó del premio. Tras una primera parte sin que se registrasen ocasiones de gol, el Levante abrió el segundo tiempo con mayor intensidad y de una presencia ofensiva desconocida en la primera parte pero sus fallos en los metros finales y los aciertos de David Soria bajo palos impidieron que el marcador se moviese.

Sin que ninguno de los dos equipos lograse hacerse con el mando del partido, Levante y Getafe se mostraron muy cautos en su juego desde los primeros compases del partido a fin de evitar cometer un error que pudiera marcar el guión del choque. Así, la falta de profundidad en ambos bandos derivó en la ausencia casi total de ocasiones claras de gol en la primera media hora de juego y a pesar de que el Levante tenía algo más la posesión de balón tampoco supo hacer efectiva esta circunstancia ante la portería rival. El intenso viento que se registró durante el partido también condicionó el juego, ya que algunos balones aéreos de ambos bandos se vieron frenados por las fuertes rachas ventosas.

En la última fase del primer tiempo, el partido subió en intensidad, pero las porterías apenas pasaban por situaciones peligrosas ya que el Levante tocaba el balón con más calma, pero la presión del Getafe no le dejaba salir y tenía que jugar hacia atrás. En la primera aproximación del equipo local a la meta rival del segundo tiempo Jason obligó a David Soria a emplearse a fondo con un fuerte disparo desde fuera del área tras un gran acción individual del jugador levantinista.

Esta acción dio paso a los mejores momentos del Levante. El equipo de Paco López salió con más intensidad y puso en aprietos la meta del conjunto madrileño incluida una acción en la que Morales cayó en el área y los jugadores locales reclamaron con intensidad un penalti que el árbitro no concedió.

El Levante apretaba con todo ante un Getafe que pasaba apuros y que trataba de recomponer su firmeza y recuperar la presión que tan buenos frutos le dio en el primer tiempo, en una fase del choque en la que el guardameta David Soria se convirtió en el mejor del duelo. El Getafe logró quitarse finalmente de encima el dominio local y consiguió que el partido pasase a jugarse más en la parcela levantinista, pero al igual que el resto del choque le costaba llevar peligro a la meta de Aitor Fernández.

Tras un gol anulado al Getafe por fuera de juego en el minuto 79, el juego volvió a equilibrarse en la recta final de un choque deslucido y en el que a excepción del primer cuarto de hora e la segunda mitad del Levante apenas se registró peligro en ambas porterías.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios