El adiós de Álvaro culmina dos semanas frenéticas para rearmar al Espanyol

  • Tres delanteros fichados en menos de dos semanas, dos de ellos en los últimos días, han sido la frenética actividad en las oficinas del Espanyol para sosegar la inquietud de su técnico acerca de las prestaciones ofensivas del equipo, sobre todo tras confirmarse hoy la marcha de Álvaro Vázquez y Thievy.

Barcelona, 31 ago.- Tres delanteros fichados en menos de dos semanas, dos de ellos en los últimos días, han sido la frenética actividad en las oficinas del Espanyol para sosegar la inquietud de su técnico acerca de las prestaciones ofensivas del equipo, sobre todo tras confirmarse hoy la marcha de Álvaro Vázquez y Thievy.

En las últimas horas antes de cerrarse el plazo de fichajes, el club blanquiazul ha anunciado la cesión de Thievy al UD Las Palmas, uno de los jugadores cuya salida se planteaba como forma de no cortar la progresión de un canterano que ha actuado en 21 partidos con el primer equipo.

Sin embargo, no ha sido hasta mitad de tarde cuando por fin se ha puesto punto final al que había sido el epicentro de la rumorología perica en este inicio de temporada, el canterano Álvaro Vázquez, de 21 años.

El Getafe anunciaba el traspaso del llamado a ser el sucesor natural de Raúl Tamudo, desde que debutara en un encuentro ante el Real Madrid hace dos años, y ahora vestirá la camiseta del equipo azulón durante las próximas cuatro temporadas, destino que se preveía desde hacía semanas.

Este adiós ya previsto, sumado al de jugadores como Weiss, Coutinho, Pandiani y Uche, que tan buen rendimiento ofrecieron la temporada pasada, han obligado al Espanyol a reforzar su línea ofensiva durante las últimas semanas.

El portugués Simao Sabrosa (Besiktas), el italiano Samuele Longo (Inter de Milán) y el uruguayo Cristhian Stuani (Reggina) han sido las incorporaciones que se han añadido en los últimos días a las de Sergio Tejera (Mallorca), Joan Capdevila (Benfica), Mubarak Wakaso (Villarreal) y Diego Colotto (Deportivo).

Con el objetivo de ayudar a "llegar a Europa", Simao Sabrosa inauguró lo que han acabado siendo dos semanas de especulaciones y negociaciones para rearmar al equipo catalán. El nuevo dorsal 20 blanquiazul para los dos próximos años es un viejo conocido de la Liga española, tras militar en Barcelona y Atlético de Madrid.

A sus 32 años, y con el objetivo de aportar experiencia a un equipo joven y necesitado de ella, el extremo portugués tenía la oportunidad de debutar ante el Zaragoza el pasado sábado, pero la expulsión de su compañero Juan Albín impidió su aparición en la segunda derrota blanquiazul en el arranque liguero.

Un resultado adverso que apresuró los movimientos para ofrecer soluciones a su técnico. El siguiente en llegar, apenas dos días después, fue Longo, canterano cedido por el Inter, con cuyo primer equipo había actuado en dos partidos en los últimos meses.

La inexperiencia en competición de alto nivel de este espigado delantero de 20 años se compensa con su prometedor futuro, pues es internacional sub-21 con Italia, así como su desparpajo natural para aventurar que esta temporada intentaría llegar a la cifra de "cincuenta goles" si era necesario.

Precisamente en su presentación el pasado miércoles, el director deportivo, Ramon Planes, apuntó que no tardaría en haber novedades y así fue literalmente. Tan solo 24 horas después, Stuani se convirtió en la séptima y última llegada.

Un ariete de 25 años que pasó revisión médica con el Deportivo de La Coruña apenas unos días antes, pero cuyo fichaje con el club gallego se acabó truncando por unas diferencias económicas que le hicieron aterrizar en la capital catalana para las próximas cuatro temporadas.

Mostrar comentarios