Lunes, 27.01.2020 - 01:04 h
El francés marcó en la primera parte

El Atlético rompe su mala racha ante el Celta con un solitario gol de Gameiro

La diana del francés permitió al conjunto de Diego Pablo Simeone acabar con la racha de cuatro encuentros sin vencer entre todas las competiciones

El Atlético rompe su mala racha ante el Celta con un solitario gol de Gameiro
El Atlético rompe su mala racha ante el Celta con un solitario gol de Gameiro / EFE

El Atlético de Madrid se ha impuesto al Celta en Vigo por 0-1 con un solitario tanto del francés Kevin Gameiro a los 28 minutos del encuentro.

La diana del atacante francés permitió al conjunto de Diego Pablo Simeone acabar con la racha de cuatro encuentros sin vencer entre todas las competiciones y mantener el ritmo de Barcelona y Valencia, los primeros clasificados de LaLiga Santander, aunque pasó por muchos apuros para resistir el acoso del Celta.

Los siete remates a puerta y el 66 por ciento de posesión del equipo de Juan Carlos Unzue no fueron suficientes para evitar la derrota ante un rival que sigue sin brillar, pero que aún no sabe lo que es perder en esta Liga y que volvió a basar su triunfo en un balón parado y en la firmeza de su guardameta.

El equipo local se hizo con el dominio en el primer tramo de partido, controlando la posesión y con Iago Aspas acercándose hasta dos veces con cierto peligro a la meta rojiblanca en los primeros diez minutos. En el minuto 18, el Celta tuvo la más clara con un gran remate de cabeza de Sergi Gómez que Jan Oblak repelió de forma magistral.

Los de Simeone fueron poco a poco metiéndose en el choque, aunque sin llegar a dominarlo en ningún momento. Al borde de la media hora, Antoine Griezmann daba el primer aviso de los 'colchoneros' con un remate raso ajustado al palo que Sergio Álvarez mandaba a corner. Precisamente a la salida de ese saque de esquina, Kevin Gameiro recogía un rechace en el área tras un intento de remate fallido de Godín y lo enviaba al fondo de la red para adelantar a los visitantes.

A pesar del gol, el conjunto vigués supo rehacerse y apretar en los instantes finales del primer tiempo, sin demasiado éxito debido a la falta de claridad en los últimos metros y las buenas intervenciones de Oblak.

Aspas tuvo el empate

Tras el descanso y unos primeros minutos de bloqueo, el Celta volvió a tomar el control del partido, aunque el arquero de los madrileños seguía frustrando cada acercamiento peligroso. Simeone optó por reforzar el sistema defensivo de su equipo, apuntalando la defensa con la entrada de Giménez y buscando aprovechar la velocidad de Griezmann a la contra.

Sin embargo, las mejores ocasiones volvieron a ser del equipo vigués, siempre con Iago Aspas como protagonista, pero primero se topó con Jan Oblak y después fue el larguero el que echó una mano al portero esloveno después de un buen lanzamiento de falta del de Moaña.

Unzue se lanzó entonces al ataque, dando entrada a Emre Mor y John Guiddeti, pasando a jugar con tres en defensa. Los de Balaídos lo intentaron hasta el último minuto, y aunque estuvieron a punto de equilibrar la contienda en los últimos minutos, terminaron sucumbiendo ante un rival que buscó sin éxito sentenciar al contragolpe, dejando una vez más clara que no encuentra con facilidad el camino hacia el gol.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING