Martes, 19.02.2019 - 15:09 h
Tercera jornada de LaLiga

El Barcelona se da un atracón de goles contra el Huesca (8-2) y es nuevo líder

El equipo aragonés, recién ascendido desde la categoría de plata, se adelantó nada más empezar el partido, pero el actual campeón remontó sin piedad. 

Partido Barcelona-Huesca
El delantero argentino del FC Barcelona, Lionel Messi (2i), celebra con sus compañeros tras marcar el 6-2 ante el Huesca. / Efe

El FC Barcelona goleó sin piedad (8-2) este domingo a un atrevido Huesca, que comenzó por delante a los tres minutos en el Camp Nou pero que luego terminó arrollado por el festival que comandó Leo Messi, para mantener el buen arranque culé y liderar LaLiga Santander. Con esta demostración de poderío, los azulgrana suman tres partidos y tres victorias y pasan a encabezar la tabla junto al Real Madrid, aunque con mejor diferencia de goles. Madrileños y catalanes son los dos únicos equipos que aún no conocen la derrota.

Después de sufrir en el patatal del José Zorrilla, el Barça pilló con ganas su césped para darse un buen festín de goles, sin respuesta en la segunda parte con un parcial de 5-0. El Huesca, un equipo que todavía no ha jugado en casa y que aun así llegaba con cuatro puntos de seis, demostró su buen hacer como debutante en la categoría bajo las órdenes de Leo Franco, pero pronto se le quedó grande el feudo catalán. La primera posesión fue larga y visitante, y terminó con el gol de 'Cucho' Hernández tras un gran centro de Miramón, a los tres minutos.

Saliendo bien con balón y correcto atrás, el Huesca disfrutó de un escenario ideal hasta que Messi despertó. El argentino sigue enchufado en el inicio de temporada y fue una pesadilla para sus rivales recién ascendidos. Luis Suárez fue el primero en intentar el desborde y poco después el '10' lo imitó pero en versión mejorada. Es decir, con final feliz: un recorte y gol con la derecha.

El Huesca se quedó sin balón a partir de ese momento y solo le quedó sufrir ocasiones en contra hasta que en un balón de Alba, Pulido hizo en propia puerta el 2-1. El Barça se gustó entonces, con Dembélé estrellando en el larguero un disparo sutil y Alba de nuevo percutiendo para regalar el tercero a Luis Suárez, en lo que supuso el estreno goleador del uruguayo. Eso sí, con el suspense del VAR.

Antes del descanso, según informa Ep, todavía dio tiempo a que se durmiera el Barça en defensa, y ante la relajación de Umtiti y Piqué, Gallar dio algo de fe a los suyos al anotar el segundo de los aragoneses. Sin embargo, el Huesca siguió regalando demasiados espacios en la segunda parte y fue contra esa valentía cuando el Barcelona aprovechó para desatar el huracán anotador.

Al primer minuto del segundo tiempo Messi reventó la bola con el larguero y en el 48' Dembélé tuvo su gol. Comenzó el monólogo azulgrana, con los goles de Rakitic y Messi que parecían calmar la máquina local (6-2). Sin embargo, 30 minutos por delante eran muchos para la defensa oscense y el 7-2 de Jordi Alba sirvió para poner al Barça líder por 'gol-average'.

Para entonces Valverde ya había dosificado un poco la plantilla, aunque ahora llegue el parón por selecciones. Ya en el descuento del partido Suárez quiso engordar su cuenta forzando un penalti que le dejó lanzar Messi. El Barça sigue en lo alto y de paso aprovecha la derrota del Atlético y el empate del Valencia, que se quedan a cinco y siete puntos. LaLiga, a la tercera jornada, ya deja un cara a cara entre los dos grandes de la competición. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios