El Barcelona tira de casta para ganar en Mallorca

  • El Barcelona ganó en Mallorca a base de casta, coraje y tirando de experiencia, un día en el que no tuvo la brillantez de sus mejores momentos, pero en el que consiguió presionar al Madrid en vísperas del derbi del Bernabéu.
Ibrahimovic pone líder al Barcelona
Ibrahimovic pone líder al Barcelona
Óscar Rodríguez

No brilló Messi, que sólo jugó 40 minutos. Tampoco lo hizo Xavi, que participó tan sólo en los últimos 30 de partido. Iniesta no fue el de las grandes citas y, además, se retiró renqueante. Alves no fue el carrilero de otros días y Pedro no fue esta vez el delantero de gatillo fácil a lo que nos tiene acostumbrado. Pero ganó el Barça. Como casi siempre.

No fue este Barcelona el equipo que maravilló ante el Stuttgart o el que saca sus partidos cómodamente. Pero tan importante para un candidato a todos los títulos es brillar como lograr victorias cuando sus estrellas no desequilibran. Y eso fue lo que pasó en el Ono Estadi.

Quizás porque enfrente estaba el Mallorca, cuarto de la Liga, un equipo casi imbatible en su estadio, donde sólo había doblado la rodilla ante el Sevilla, y que empezó el partido metiendo el miedo en el cuerpo, con una doble ocasión de Aduriz y el Chori Castro que mereció subir al marcador y que evitaron entre Valdés y el poste.

Fueron minutos de acoso y dominio balear ante un Barça que fue poco a poco haciéndose con el dominio del juego. Milito avisó al cuarto de hora en un balón que se colaba por la escuadra y sacó Aouate; el israelí volvió a sacar un mano a mano ante Ibrahimovic y Jeffren tuvo la última de la primera parte que se cerró con otro intento del Mallorca y otro poste salvador de Valdés, esta vez a lanzamiento de Borja.

El partido se iba al descanso tras un primer tiempo de dominio alterno y en el que ambos equipos merecieron irse al vestuario con algún gol anotado en su marcador.

Salen Messi y Xavi

Messi salió al poco de reanudarse el partido y su entrada sirvió para que el Barça se hiciera dueño y señor del juego, dominando a su rival y encerrándolo en su área. El dominio se tornó en abrumador y el gol iba a ser cuestión de tiempo, y llegó en el momento más insospechado, en un rechace de Aouate después de un córner que Ibrahimovic no desaprovechó, esperando con el fusil cargado.

El Mallorca no se volvió loco pese a ir en desventaja y siguió esperando a su rival, dejándole el control del balón y buscando la velocidad de Julio Álvarez a la contra, aunque con poca fortuna.

Así fue muriendo el partido, que sólo se animó en los últimos diez minutos: con una ocasión clarísima de Messi, de las que el crack nunca falla... si no le bota antes el balón, que precedió a los últimos intentos bermellones por empatar el partido, aunque siempre con más corazón que cabeza. Buscaron encerrar al Barça en su área con córners, faltas y centros... pero no llegaron las ocasiones y los puntos cayeron del lado de los 'Pep Boys'.

No jugaron un gran partido los blaugranas, pero salvaron una de las salidas más complicadas que les que restan además de la del Bernabéu. Pero tiraron de experiencia y se llevan un valiosísimo triunfo que se puede valorar en su justa medida dentro de algunas semanas. (Así lo seguimos en directo)

Ficha técnica
Mallorca: Aouate; Mattioni, Nunes, Ramis, Ayoze; Borja Valero, Mario Suárez (Keita, min. 76), Martí, Castro (Webó, min. 90); Víctor Casadesús (Julio Álvarez, min. 58) y Aduriz.

Barcelona: Valdés; Alves, Puyol, Milito, Maxwell; Keita, Touré Yayá (Xavi, min. 61), Iniesta (Messi, min. 50); Pedro, Ibrahimovic y Jeffren (Dos Santos, min. 75).

Goles: 0-1, min 63: Ibrahimovic recoge un rechace de Aouate en el área pequeña tras un córner y marca a placer.

Árbitro: Fernández Borbalán (comité andaluz). Amonestó a Milito, Ramis, Mario Suárez, Aduriz, Castro, Keita y Dani Alves.

Incidencias: Partido disputado en el Ono Estadi ante unos 19.600 espectadores, la mejor entrada de la temporada.

Mostrar comentarios