Sábado, 30.05.2020 - 09:00 h

El Getafe afronta un grupo asequible con el peligro alemán del Stuttgart

Getafe (Madrid).- El Getafe ha tenido suerte en el sorteo de la fase de grupos de la Liga Europa, donde tendrá a dos rivales asequibles como el Young Boys suizo y el Odense danés y deberá sufrir ante el Stuttgart alemán, un equipo muy duro con jugadores de contrastada calidad.

El Getafe afronta un grupo asequible con el peligro alemán del Stuttgart

Getafe (Madrid).- El Getafe ha tenido suerte en el sorteo de la fase de grupos de la Liga Europa, donde tendrá a dos rivales asequibles como el Young Boys suizo y el Odense danés y deberá sufrir ante el Stuttgart alemán, un equipo muy duro con jugadores de contrastada calidad.

Con nombres internacionales como el del delantero brasileño nacionalizado alemán y mundialista Claudemir Cacau, el ruso Pável Pogrebniak, el italiano Cristian Molinaro (que la temporada pasada estuvo a fichar por el Atlético de Madrid) o el rumano Ciprian Marica, el Stuttgart, si se aplica la lógica, lucharía con el Getafe por el primer puesto del grupo.

Fundado en 1893, el club germano ha ganado cinco Bundesligas (1950, 1952, 1984, 1992 y 2007) y ha proporcionado al fútbol alemán grandes jugadores. El último, Sami Khedira, ha fichado este verano por el Real Madrid. Además, es un experto en competiciones europeas. Ha participado múltiples veces en la Liga de Campeones e incluso ha jugado una final de la antigua Copa de la UEFA. Fue en 1988 y el Nápoles de pudo con los alemanes. En ese mismo torneo ha disputado tres semifinales (1973/1974, 1979/1980 y 1988/1989).

Dirigido por el entrenador suizo Christian Gross, el Stuttgart acabó la pasada temporada en sexta posición. En la que ha comenzado, no ha tenido un buen inicio tras ser derrotado en la primera jornada por el Mainz 05 (2-0). En la fase previa de la Liga Europa eliminó al Slovan de Bratislava, al que ganó como visitante (0-1), y cosechó un empate (2-2) en el estadio alemán Mercedes Benz.

El siguiente club más peligroso, tal vez por su historia en Europa, donde ha logrado alguna proeza similar a la que el Getafe logró hace tres ediciones llegando a cuartos, es el Odense de Dinamarca. Los daneses fueron capaces de alcanzar la misma ronda, pero el Parma italiano, en la campaña 1994/1995, ganó gracias a un gol solitario en su estadio.

Pese a tener más experiencia que el equipo de Míchel en competiciones europeas (ha disputado 21 ediciones de la UEFA, 4 de la Recopa y 3 de la Copa de Europa), el Odense no debería ser un rival complicado para el Getafe.

Con una plantilla formada por una amplia mayoría de jugadores daneses y noruegos, cuenta también con el nigeriano Peter Utaka, el camerunés Eric Djemba-Djemba y el brasileño Cacá. El Odense acabó segundo en su Liga, nueve puntos por detrás del Copenhague, y ha ganado tres títulos de su país (1977, 1982, 1989), y cuatro copas danesas (1983, 1991, 1993, 2002).

El tercer equipo y, tal vez el más débil de todos, es el Young Boys suizo. Pese a tener más historia que el Odense, la liga suiza está un puntito por debajo que la danesa en cuanto a calidad. Sin embargo, la historia del club tiene algunos momentos europeos vibrantes.

Su máximo logro fue alcanzar las semifinales de la edición de la Copa de Europa de 1958. Aquel año, el Real Madrid fue campeón, y los suizos no pudieron llegar a la final por culpa del Stade Reims francés que hizo bueno el 3-0 que logró en su estadio en el choque de ida.

Además, ha participado en nueve ediciones de la Copa de la UEFA, en cinco de la Recopa (alcanzó los cuartos de final en 1987) y en once de la Copa de Europa, haciéndolo por última vez el curso pasado en la ahora denominada Liga de Campeones, donde fue eliminado en la ronda previa por el Tottenham inglés.

En su palmarés posee once ligas suizas (la última la logró en 1986) y seis copas del país alpino. Tras acabar el año pasado en segunda posición, ahora, tras siete jornadas de la Super League, no ha tenido un buen comienzo y marcha clasificado en el séptimo puesto (hay diez equipos).

El Getafe tendrá que tener cuidado con su figura, el delantero Moreno Costanzo, que llegó a ir convocado con Suiza para jugar el Mundial de Sudáfrica. Su otro jugador internacional es el portero y capitán Marco Wölfli, que también estuvo presente en la lista de elegidos para jugar el campeonato del mundo.

El equipo que preside Ángel Torres deberá fijarse en el Stuttgart, aunque debe mirar por el retrovisor sin perder de vista a sus otros dos rivales, asequibles en un principio, pero seguramente muy duros y rocosos, al estilo Apoel de Nicosia de Chipre, que puso las cosas muy complicadas en la ronda previa a los pupilos de Míchel.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING