El Getafe llama a las puertas del éxito para salir del ostracismo

  • El Getafe buscará esta temporada dar un salto de calidad para olvidarse del ostracismo en el que vivió la pasada campaña, donde acabó en mitad de la tabla sin nada por lo que luchar en las últimas jornadas.

Juan José Lahuerta

Getafe (Madrid), 12 ago.- El Getafe buscará esta temporada dar un salto de calidad para olvidarse del ostracismo en el que vivió la pasada campaña, donde acabó en mitad de la tabla sin nada por lo que luchar en las últimas jornadas.

Hace mucho tiempo que la entidad del sur de Madrid no siente emociones positivas por un objetivo de altos vuelos. Si el pasado curso acabó en la undécima posición a ocho puntos de los puestos europeos, el anterior luchó por el descenso hasta el último encuentro.

Hace sólo tres años, cuando el equipo era dirigido en su primera campaña por José Miguel González, "Míchel", el Getafe acabó en la sexta plaza. Ese ha sido su último gran logro en una Liga en la que el nombre del conjunto "azulón" ha dejado de sonar en la nobleza de la clasificación.

Recuperar ese prestigio será el objetivo del técnico Luis García, que iniciará su segundo año al frente del Getafe, donde al inicio de cada verano se habla de la permanencia como principal misión para una entidad humilde.

Sin embargo, en esta ocasión, el presidente Ángel Torres y algún jugador ha cambiado el discurso para dar un paso hacia delante. "Me aburre lo de que vale con salvarse. No tenemos que sufrir, se puede quedar entre los ocho primeros y hacer una buena Copa del Rey", dijo el máximo mandatario del conjunto madrileño.

En el mismo sentido se pronunciaron el defensa Rafael López y el centrocampista Diego Castro. "El objetivo no es sólo la salvación", afirmó el primero. "Espero no luchar por la permanencia, el mensaje ha cambiado un poquito", ratificó el segundo.

Al contrario que hace doce meses, Luis García tiene a toda su plantilla, incluidos los nuevos fichajes, disponible desde el principio de la pretemporada. Las lesiones no han hecho acto de presencia y podrá preparar a su gusto el diseño de un equipo que intentará hacerse fuerte entre los primeros del campeonato.

Nombres como los de Diego Castro, Jaime Gavilán, Pedro León y Dani Güiza están destinados a aportar la calidad necesaria para evitar un año aburrido por el Coliseum Alfonso Pérez. Todos ellos se perdieron tramos de la temporada pasada por culpa de las lesiones y nunca rindieron al cien por ciento.

Ahora, en el club esperan que la suerte cambie para tener a sus referentes en forma durante la Liga, donde el venezolano Nicolás Fedor "Miku" intentará aportar su eficacia goleadora, que la temporada pasada le situó, con 12 dianas, como el máximo artillero del conjunto.

Estarán acompañados por tres caras nuevas que habrán tenido tiempo para acoplarse al equipo. Son los centrocampistas Ángel Lafita y Xavi Torres y el defensa argentino David Abraham. Además, en el capítulo de fichajes, el Getafe ha adquirido en propiedad al portero Miguel Ángel Moyá y al central Alexis Ruano, que ya jugaron cedidos el pasado curso.

Pero no todo son novedades en la escuadra "azulona". Nombres ilustres del club ya no podrán ser aclamados por su afición. Por Getafe ya no darán patadas a un balón Javier Casquero y el argentino Daniel "Cata" Díaz, los dos últimos supervivientes de aquel equipo que asombró en la Liga Europa, cuando jugó ante el Bayern de Múnich los cuartos de final de la temporada 2006/2007.

Otros menos relevantes como el también argentino Óscar Ustari (su paso por el Getafe ha estado marcado por las lesiones), Rubén Pérez, el sudafricano Tshepo Masilela, Pedro Ríos o Javier Arizmendi, se han marchado en busca de nuevas aventuras.

Por ellas suspiran también los jugadores de la cantera, que este año tendrán más representación que nunca en el primer equipo. Luis García contará por segundo año consecutivo con el marroquí Abdel Barrada, uno de los jóvenes con más futuro en el Getafe, que tendrá como compañeros al lateral derecho Álvaro Arroyo y al delantero Hugo Fraile, con ficha en el primer equipo.

Entre todos forman un cóctel que si Luis García consigue mezclarlo con éxito puede dar forma a una escuadra con garantías para salvarse y con aspiraciones de volver a soñar con objetivos olvidados hace tiempo. El Getafe quiere y necesita dar un paso adelante para recordar los buenos tiempos.

Mostrar comentarios