Martes, 18.06.2019 - 05:34 h
Vence por 1-2 en Montilivi

El Levante se asegura la permanencia y deja al Girona cerca de caer a la Segunda

El equipo catalán afrontará el sábado que viene la última jornada de la competición con la obligación de vencer al Alavés para soñar.

El jugador del Girona Pere Pons al caer derrotado en el partido contra el Levante. /EFE/David Borrat
El jugador del Girona Pere Pons al caer derrotado en el partido contra el Levante. /EFE/David Borrat

El Levante competirá una temporada más en LaLiga Santander al derrotar este domingo por 1-2 a un Girona que encajó su octava derrota en los últimos nueve partidos y queda con pie y medio en Segunda.

El equipo catalán afrontará el sábado que viene la última jornada de la competición con la obligación de vencer al Alavés para soñar con una salvación que solo se hará realidad si el Celta de Vigo pierde en Balaídos ante el Rayo Vallecano, ya descendido. Y con el ojo puesto en la diferencia total de goles.

Con la tranquilidad que le otorgaba el hecho de disponer de un colchón de hasta tres puntos sobre la zona roja de la clasificación, el Levante le cedió la iniciativa al cuadro local desde los primeros instantes del encuentro.

Cristhian Stuani, el Choco Lozano, con un cabezazo que obligó a Aitor Fernández a hacer una parada extraordinaria, y Portu inquietaron al equipo granota, que en los primeros 20 minutos perdió a Toño García y Rober Pier por lesión.

El dominio del Girona dejó de ser incontestable con el paso de los minutos, a medida que los resultados de los otros partidos acentuaron los nervios en las abarrotadas gradas de Montilivi, convertido en una auténtica caldera al son de 'Girona es de Primera' para ejercer de escenario de un duelo que se presentaba como una final en la lucha por esquivar el descenso.

La ausencia de ocasiones claras fue la nota dominante del tramo final del primer acto de un encuentro que entró en ebullición después del entretiempo, cuando el respeto y el miedo a encajar un gol que podía ser definitivo se hicieron todavía más patentes.

La igualdad reinó hasta el minuto 60, cuando Stuani desató la euforia en las gradas de Montilivi al cazar, en la frontal del área pequeña, el rechace de Aitor Fernández a un disparo del Choco Lozano.

El Girona recuperó la esperanza con el tanto del 'killer' charrúa, el 19º de la temporada, pero José Luis Morales, asistido por Pedro López, resucitó todos sus fantasmas tan solo dos minutos después al anotar el 1-1.

Los rojiblancos, revitalizados con la entrada de Kévin Soni y Johan Mojica, estuvieron cerca de volver a ponerse por delante en el marcador, pero ni Stuani, primero, ni Marc Muniesa, después, estuvieron acertados de cara a portería.

Sí lo estuvo Enis Bardhi, que en el minuto 86 apareció de la nada para firmar el 1 a 2 definitivo, un tanto que certifica la permanencia del Levante en la élite del balompié estatal y que condena al Girona a protagonizar una proeza tan complicada como extraordinaria para mantenerse en Primera.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios