Domingo, 29.03.2020 - 23:58 h
Por 68 a 95

El Madrid recupera el cetro copero tras una nueva exhibición frente al Unicaja

El equipo de Pablo Laso conquista su título número 28 después de haber perdido contra el Barcelona las dos últimas ediciones. 

Campazzo celebra una jugada durante la final de Copa del Rey frente al Unicaja
Campazzo celebra una jugada durante la final de Copa del Rey frente al Unicaja. / EP

El Real Madrid de baloncesto vuelve a reinar en la Copa del Rey. Lo hizo por todo lo alto, con toda una exhibición frente a un Unicaja al que volvió a pesarle la maldición del anfitrión en una final del torneo del KO. Una vez más, y después de la exhibición del sábado, los de Pablo Laso machacaron a su rival a triple limpio (nada menos que 17 aciertos) y cerraron un partido demasiado cómodo por un resultado de escándalo que se fue hasta el 68 a 95.

Como en los dos partidos anteriores de esta Copa, el argentino Facundo Campazzo se mostró imparable y se aseguró llevarse el MVP de esta edición. Con ella, enlaza tres entorchados como mejor jugador consecutivos: el de la última liga, el de la supercopa y este. Pero es que esta tarde casi nadie faltó al recital de los merengues que, además, lograron cerrar como nunca la defensa. Entre el acierto arriba y un fallón Unicaja en su propio ataque, la final tuvo poca historia desde el primer cuarto.

Y es que el Madrid puso distancia por medio nada más arrancar. Entraban los triples, volaban las asistencias (de Campazzo, por supuesto) y circulaba el balón un par de velocidades por encima a las que Unicaja podía asumir. Tan solo en un tramo antes del descanso los malagueños tuvieron una mínima esperanza, pero sin meter triples es muy difícil remontar y hoy no les entraba nada desde el perímetro. 

Con esta victoria, los blancos se reafirman como los reyes de Copa y alzan su título número 28, frente a los 25 que ostenta el Barcelona. Los culés, de hecho, se habían acercado a los madrileños después de arrebatarles de manera consecutiva las ediciones de 2018 y 2019. Pero esta vez los blaugranas no pasaron de cuartos y ven cómo el máximo rival se les aleja en el palmarés. 

Por su parte, el Unicaja fue víctima del vendaval blanco pero, al mismo modo, de la llamada maldición del anfitrión. Ya van 18 años, desde el año 2002, cuando el Baskonia triunfó en su casa. Desde entonces, han sido siete los dueños de cancha que han jugado una final y la han perdido. Sin ir más lejos, el propio Madrid sucumbió el año pasado frente al Barça en la capital. 

Mención aparte merece el entrenador vasco del Madrid, Pablo Laso, que se hace con su título número 18 al frente del equipo blanco en nueve temporadas, toda una racha que no deja de crecer cada temporada. Para esta aún queda lo mejor por delante: liga y Europa. En total, Laso ha propiciado 2 Euroligas, 1 Copa Intercontinental, 5 Ligas, 6 Copas del Rey y 4 Supercopas. 

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING