El Mallorca despide en dos años más presidentes que entrenadores

  • Palma.- El Mallorca ha batido el registro de presidentes que se han alternado en el cargo en los dos últimos años al prescindir del diplomático Josep Pons, con un total de ocho mandatarios, en una lista que integran Vicente Grande, Juan Antonio Ramonell, Joaquín Garcías, Mateo Alemany, Tomeu Vidal, Miquel Vaquer, Josep Pons y Jaume Cladera.

El ex presidente del Mallorca lamenta su cese por defender su honor
El ex presidente del Mallorca lamenta su cese por defender su honor

Palma.- El Mallorca ha batido el registro de presidentes que se han alternado en el cargo en los dos últimos años al prescindir del diplomático Josep Pons, con un total de ocho mandatarios, en una lista que integran Vicente Grande, Juan Antonio Ramonell, Joaquín Garcías, Mateo Alemany, Tomeu Vidal, Miquel Vaquer, Josep Pons y Jaume Cladera.

El palco de honor del Mallorca ha tenido mucho más movimiento en los últimos 48 meses que el banquillo, donde sólo ha reinado en las últimas temporadas Gregorio Manzano, ahora en el Sevilla. Le ha sustituido el danés Michael Laudrup.

Cladera ha iniciado su mandato con el objetivo de recuperar la tranquilidad institucional, abruptamente rota tras la etapa de Vicente Grande, que condujo a la entidad a presentar un concurso voluntario de acreedores, la antigua suspensión, con una deuda de entre 60 y 70 millones de euros.

En los dos últimos años, el Mallorca ha tenido varios propietarios, Grande, Alemany, en dos ocasiones, la familia Martí Mingarro y, ahora, el grupo encabezado por Lorenzo Serra Ferrer.

Todo ello ha propiciado cambios constantes en la presidencia, que han culminado con la destitución "por pérdida de confianza" de Pons, al que despidieron horas después de que proclamara en conferencia de prensa su inocencia sobre un asunto de índole sexual en el que está supuestamente involucrado cuando desempeñaba el cargo de embajador de España en Viena (Austria).

Los integrantes del consejo de administración del Mallorca están empeñados en devolver la paz y armonía a una entidad crucificada por la inestabilidad institucional.

"Queremos consolidar este proyecto y esto pasa porque algunas personas asumamos puestos de responsabilidad, procuremos no equivocarnos y no hacer tonterías para que el proyecto sea creíble, viable, y para que los aficionados cada vez crean más en él y se integren más en él", ha explicado Cladera nada más asumir el cargo.

El Mallorca ha sido más noticia en las últimas temporadas por sus problemas internos, que por sus éxitos deportivos, ya que, sin ir más lejos, la temporada pasada acabó en quinto lugar y luchó hasta el último segundo por un puesto en la Liga de Campeones.

Cladera ha iniciado su mandato con el objetivo de que hable más de fútbol que de cuestiones extradeportivas.

"Los protagonistas son los jugadores y los técnicos, son los que nos dan las alegrías y por los cuales luchamos para que hagan su trabajo lo mejor posible. Los demás somos invitados secundarios que hemos de estar en segundo plano", ha indicado Cladera, ex consejero de Turismo del Govern Balear.

El directivo, que representaba al Mallorca en los actos oficiales como presidente oficioso, sustituyendo a Pons, apartado de sus funciones desde el pasado mes de junio, estrenará su cargo el domingo en el palco del Nou Camp con motivo del partido que enfrentará al equipo balear con el Fc Barcelona.

Patricio Lagomarsino

Mostrar comentarios