El rugby femenino busca el amparo de las instituciones para subsistir

  • El rugby femenino español ha desplegado una estrategia para la búsqueda de conciertos, convenios y patrocinios con las instituciones para poder subsistir o progresar en la elite, como es el caso de la selección de Rugby 7, cuarta en el campeonato del mundo celebrado el pasado junio en Moscú.

Roberto Jiménez

Valladolid, 11 sep.- El rugby femenino español ha desplegado una estrategia para la búsqueda de conciertos, convenios y patrocinios con las instituciones para poder subsistir o progresar en la elite, como es el caso de la selección de Rugby 7, cuarta en el campeonato del mundo celebrado el pasado junio en Moscú.

El presupuesto de la Federación ha mermado este año en un 51 por ciento, de 700.000 a 500.000 euros, "lo cual obliga a buscar alternativas como este convenio con Castilla y León que nos facilita instalaciones y estancias para abaratar costes", ha reconocido hoy su presidente, Javier González Cancho, en una entrevista con Efe.

Se ha referido en concreto al acuerdo de colaboración, suscrito esta mañana en Valladolid, para que la selección española de Rugby 7 pueda preparar en esta capital, durante diferentes etapas, la fase de clasificación para los Juegos Olímpicos (JJ.OO) de Río de Janeiro en 2016, "nuestro principal reto ahora", ha subrayado.

"Hace un año llegamos a la Federación con mucha ilusión para intentar ayudar a todos los estamentos de nuestro deporte -árbitros, clubes y jugadores masculinos y femeninos-, pero la realidad económica nos ha obligado a modificar nuestros planteamientos y a buscar alternativas para compensar los recortes en nuestro deporte", ha explicado.

Es el caso del acuerdo alcanzado con la Junta de Castilla y León para que las jugadoras internacionales puedan utilizar las instalaciones del Centro de Tecnificación Deportiva "Río Esgueva" en Valladolid, dependiente de la administración autonómica.

"Actualmente estamos trabajando en diferentes proyectos similares para asegurar la proyección del rugby español, que es muy buena e interesante", ha matizado González Cancho, exjugador de El Salvador de Valladolid y en anteriores etapas secretario técnico y entrenador de la selección española hasta su llegada a la presidencia de la Federación, en junio de 2012.

Dieciocho jugadoras y tres personas de apoyo han sido las elegidas por Pablo Tomás García "Tommy", seleccionador femenino y director deportivo de la Federación, para afrontar en Dubai el próximo diciembre la Serie Mundial, el primer intento de clasificación para los JJ.OO. de Río de Janeiro, a la que tienen derecho como cuartas clasificadas en el último mundial.

"El deporte femenino está un poco olvidado en España, por eso lo que ha hecho Castilla y León con nosotros tiene un mérito enorme en estos tiempos de crisis y le tenemos una gratitud infinita", ha señalado el técnico acerca del convenio de colaboración.

De las diecisiete medallas obtenidas por la delegación española en los JJ.OO de Londres en 2012, once correspondieron a disciplinas femeninas, que "se está reivindicando como la verdadera imagen del deporte español" a pesar de los "pocos medios" que tiene, "pero es algo que no se puede reprochar a nadie sino agradecer a quien apoya como ha sido la Junta de Castilla y León", ha apostillado.

El seleccionador ha reconocido que, en caso de clasificarse para los JJ.OO de Río de Janeiro, "la presión va a ser muy alta" para las jugadoras de Rugby 7, por el cuarto puesto alcanzado en el último mundial detrás de Nueva Zelanda, Canadá y Estados Unidos. España es ahora mismo "el primer país de Europa en rugby femenino", ha sostenido.

Cuatro zonas geográficas nutren la selección de Rugby 7 en España: dos tradicionales como son Madrid (Olímpico de Pozuelo, Sanse Scrum y Majadahonda) y Barcelona (INEF); una histórica como es el País Vasco (Guecho) y otra emergente, caso de Galicia (CRAT de La Coruña, ha explicado a Efe la directora técnica femenina de la Federación, Inés Etxegibel.

Mostrar comentarios