Domingo, 21.07.2019 - 03:00 h
Debe 561 millones

El United, ante el efecto Brexit: su deuda crece y teme no poder fichar estrellas

El equipo inglés advierte que la devaluación de la libra frente al euro le pondrá complicado arrebatarle fichajes a los grandes clubes de Europa.

Martial: "Pogba ganará el Balón de Oro en los próximos cinco años"
Jugadores del Manchester United celebran un gol

El Manchester United superó al Real Madrid en el mes de junio como el club más valioso del mundo, según la Revista Forbes, con un valor de 3.279 millones de euros. El equipo inglés no sale del podio futbolístico desde hace más de una década y se codea en las listas globales con los Dallas Cowboys de la NFL (fútbol americano y los New York Yankees de la MBL (béisbol). Sin embargo, el Brexit amenaza con lastrar su fortaleza económica.

El equipo inglés ha presentado las cuentas correspondientes a la temporada 2016/17 en la Bolsa de Valores de Nueva York y su endeudamiento ha vuelto a crecer hasta situarse en 561 millones de euros después de cinco años de ajustes. Una cifra que supera en 200 millones a cualquier otro club del mundo, según un reciente informe de la UEFA.

Ya en el primer trimestre del ejercicio lo achacaron al impacto del Brexit y la devaluación de la libra frente al euro. Ahora miran al futuro y lo ven como “una gran incertidumbre” porque el poderío económico del club podría “verse disminuido o eliminado”.  Mientras Reino Unido negocia los acuerdos definitivos, auguran que tendrán “mayores restricciones en el movimiento de jugadores y otras complejidades reguladoras”. Estos cambios “tendrán un impacto adverso” en "nuestra capacidad para continuar compitiendo con los mejores clubes de fútbol de Europa”.

"Menos dinero para contratar jugadores más caros"

El club inglés también espera un aumento en el gasto relacionado con el pago de los salarios, ya que tendrán que hacer un mayor esfuerzo económico para fichar y retener a sus estrellas si la libra se debilita. Con el Brexit, creen que afrontarán “un aumento en las tarifas de fichajes, por lo que pagaremos más de lo esperado. Además, los valores de los jugadores disminuirán cuando vayamos a venderlos”.

La deuda ha crecido en la 2016/17 en solo 13 millones de euros, pero el United reconoce que “nuestro endeudamiento podría afectar negativamente nuestra salud financiera y nuestra posición competitiva”. Añaden que la deuda “aumenta el riesgo de que no podamos generar efectivo suficiente para pagar las cantidades adeudadas”. La situación requerirá que “dediquemos parte de los beneficios a pagar la deuda, reduciendo las cantidades para contratar jugadores".

Es por ello, que el Manchester United no quiere ningún tipo de cambio más que pueda afectar a su futuro. Se muestran totalmente en contra de cambiar el formato de la Premier y la Champions por una ‘Superliga europea’, ya que “nuestros resultados de operaciones pueden verse afectados negativamente” y podría significar “una disminución de nuestra popularidad". No consideran como algo seguro que esta hipotética competición vaya a funcionar, lo que les haría perder “ingresos televisivos, por entradas, de patrocinio e incluso los jugadores y la marca podrían perder su valor”. Algo que podría suponer una caída del precio de sus acciones, que cotizan en torno a los 18 dólares, una cifra que no ha variado en exceso desde 2013.

Comparativa con Real Madrid y Barcelona

El United ve aumentar su deuda
El United ve aumentar su deuda / Nerea de bilbao


El Manchester United acumuló la pasada temporada unos ingresos de 651 millones de euros (un 13% más que un año antes) repartidos de la siguiente forma: 309 millones por acuerdos comerciales, 218 millones por derechos televisivos entre todas las competiciones y 125 millones por recaudación en los partidos. Tanto el Real Madrid como el Barcelona obtuvieron una cantidad mayor durante la temporada 2016/17.

Parte de culpa de que la deuda del United creciera se debe al aumento de la mala salarial de la plantilla para pagar a los Zlatan Ibrahimovic, Paul Pogba o Henrikh Mkhitaryan. El equipo de Mourinho gastó 50 millones de euros más que el Real Madrid, aunque 70 menos que el Barcelona. A pesar de ello, su beneficio neto a final de año fue el mayor de los tres clubes.

En cuanto a su marca de ropa, el United tiene un acuerdo con Adidas desde por 10 temporadas a cambio de 840 millones de euros, aunque esta cifra no está garantizada. Puede aumentar en 4,5 millones de euros si gana la Premier League, la FA Cup o la Liga de Campeones, o descender un 30% si no juega la Champions durante dos temporadas consecutivas. Además, la marca abonaría solo la mitad si el equipo desciende a la segunda categoría e incluso puede romper el contrato. El acuerdo del Real Madrid con la marca alemana asciende a 1.000 millones por nueve temporadas mientras que el Barcelona recibirá unos 800 millones de Nike desde 2018 hasta 2026.

En cuanto a los patrocinadores, Chevrolet abona 250 millones de euros por cuatro temporadas al United. El acuerdo del Barcelona con Rakuten es de 210 millones por el mismo período de tiempo, mientras que Real Madrid cobrará 350 millones por las cinco próximas temporadas.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios