El Valencia tratará de igualar las 30 victorias del Barcelona en Mestalla

  • El Valencia recibe el domingo al Barcelona con la intención de igualar las treinta victorias que a lo largo de la historia de la Liga ha conseguido el club catalán en sus visitas a Mestalla, estadio en el que ambos equipos ya han disputado un total de 77 enfrentamientos.

Alfonso Gil

Valencia, 31 ene.- El Valencia recibe el domingo al Barcelona con la intención de igualar las treinta victorias que a lo largo de la historia de la Liga ha conseguido el club catalán en sus visitas a Mestalla, estadio en el que ambos equipos ya han disputado un total de 77 enfrentamientos.

Ante los treinta triunfos barcelonistas, el Valencia presenta veintinueve victorias, por lo que si se produce un triunfo local se igualarán los registros entre ambos equipos, que han empatado en los dieciocho encuentros restantes.

El reto es especialmente complicado para el Valencia no sólo por la situación clasificatoria de su rival como líder destacado de la Liga, sino también por la trayectoria barcelonista en Mestalla, donde no pierde desde el 2-1 de la campaña 2006-2007.

Los últimos cinco Valencia-Barcelona han finalizado con tres empates y dos victorias del conjunto catalán, el último de ellos registrado a dos goles en la pasada temporadas.

Prueba del equilibrio global de fuerzas en Mestalla son los 126 goles que acumula el equipo valenciano y los 122 del Barcelona, aunque esta igualdad se ha decantado en los últimos tiempos a favor del Barcelona, que desde el comienzo del siglo XXI ha tenido en Mestalla uno de sus estadios más propicios.

Los doce encuentros de este siglo presentan tres victorias locales, tres empates y seis triunfos forasteros. El Valencia ha marcado diez goles y el Barcelona, dieciséis.

El último partido entre ambos equipos en terreno valencianista se disputó el 21 de septiembre de 2011, acabó con empate a dos y llegó a descanso con ventaja local por 2-1.

Un gol en propia meta de Abidal puso el 1-0 en el marcador y Pedro empató dos minutos después, cuando todavía no se había cumplido el cuarto de hora de juego.

A continuación llegó el 2-1, marcado por Pablo Hernández, y en el minuto 73, Cesc logró el 2-2 definitivo, en un partido que tuvo como anécdota la expulsión del valencianista Jordi Alba, hoy jugador del Barcelona, que se produjo con el partido concluido y tras una discusión del futbolista con el árbitro.

El Valencia formó con Guaita, Miguel, Rami, Víctor Ruiz, Mathieu (Piatti), Albelda, Banega, Albelda (Tino Costa), Pablo, Canales (Jonas), Jordi Alba y Soldado.

Por parte barcelonista, la alineación estuvo integrada por Valdés, Dani Alves, Mascherano, Puyol (Thiago), Abidal, Busquets, Xavi, Keita (Adriano), Cesc, Messi y Pedro (Villa).

La historia de los partidos entre ambos conjuntos en terreno valencianista dio comienzo en la campaña 31-32 con un empate a cero, lo que no fue un presagio de lo que iba a ocurrir en los años siguientes, en los que el gol brilló por su presencia de manera sistemática.

Ha sido así, hasta el punto de que sólo se han registrado cuatro empates a cero: aquel, el de la campaña 2009-2010 y los que se alcanzaron de forma consecutiva en las ligas 68-69 y 69-70.

El Valencia tiene en su registro de marcadores positivos las goleadas de las ligas 46-47 y 49-50 (4-0) o el 6-2 de la 61-62, mientras que el Barcelona ganó por 2-4 en las campañas 42-43 y 83-84, por 2-5 en la siguiente y por 0-4 en la 93-94.

Sin embargo, el marcador más dramático para el club valenciano fue el 1-3 de la penúltima jornada de la Liga 47-48, que privó al Valencia del título, que se fue al Camp Nou.

Por contra, la victoria local por 3-0 de la Liga 81-82 limitó las opciones barcelonistas de lograrlo y el campeonato fue para la Real Sociedad.

No sólo de la Liga vive la rivalidad entre el Valencia y el Barcelona, equipos que se han medido en muchas ocasiones en la Copa del Rey, tanto en eliminatorias como en finales, y que también lo han hecho en diferentes competiciones europeas.

Mostrar comentarios