¿Es el maratón de París el más bonito del mundo?

    • Este domingo se celebra la 37ª edición del maratón parisino, cuyo trazado pasa por la Torre Eiffel, la Plaza de la Bastilla o el museo del Louvre, entre otros lugares emblemáticos.
    • Los maratones de Berlín, New York, Madrid son muy conocidos y con bonitos recorridos pero en el mundo hay otros que son insuperables.

Este domingo 46.000 personas tomarán la salida en la avenida de los Campos Elíseos de la 37ª edición del maratón de París. Tras llegar a la Plaza de la Concordia, la Rue de Rivoli les llevará hasta la Plaza de la Bastilla, desde donde seguirán hacia el este para alcanzar el Bosque de Vincennes. Allí darán la vuelta para regresar a la ciudad, pasando por la Catedral de Notre Dame, el museo D´Orsay, el museo del Louvre y la Torre Eiffel hasta adentrarse en el Bosque de Bolonia, donde estará la meta.

El recorrido, por sí solo, enamora. Correr 42 kilómetros y 195 metros es muy duro, pero hacerlo rodeado de los monumentos y lugares más significativos de una ciudad como París lo convierte todo en una experiencia única. La belleza se une al sacrificio; la historia, a la superación; la cultura, a la alegría. Desde luego, los 46.000 atletas que correrán el domingo serán mucho más que atletas, serán unos auténticos afortunados.

El de París es, pues, uno de los maratones más llamativos del calendario anual, pero no es el único. Cada año se celebran multitud de pruebas de este tipo que merecen la pena, ya sea por su historia, por su localización, por su dureza o por su reputación. A continuación repasamos algunas de esas carreras:Maratón de Berlín

Uno de los más prestigiosos y rápidos a nivel mundial. El poco desnivel que hay a lo largo de todo el recorrido lo hacen uno de los favoritos para los grandes especialistas en la distancia. De hecho, en tres de las últimas seis ediciones, el ganador bajó el récord del mundo.

La salida se sitúa en la plaza Grosser Stern, donde se encuentra el Monumento a la Victoria. A lo largo de los 42 kilómetros, los corredores rodean monumetos y lugares comoel Reichstag, la Torre de la tele, la Catedral de Berlín, Tiergarten, Neukolln, y la Puerta de Brandenburgo, donde está situada la meta.Maratón de New York

Quizá sea el más prestigioso del mundo. Aunque no es el maratón con más participantes (honor que corresponde al maratón de Londres), sí es el que más gente convoca como espectadores. Hasta dos millones de personas llegan a concentrarse a lo largo del recorrido para animar a los corredores. State Island, Brooklyn, Queens, la isla de Manhattan, la Primera Avenida, el Bronx, la Quinta Avenida o Central Park son algunos de los sitios por los que discurre la afamada carrera.Maratón de Madrid

La capital española se paraliza casi al completo una vez al año por culpa de unas diez mil personas que la recorren corriendo. Desde la Plaza de Colón, el trazado avanza entre la Biblioteca Nacional, el Santiago Bernabéu hasta Plaza Castilla. Desde ahí, la carrera vuelve hacia el sur y cruza la Castellana de nuevo hasta llegar a la calle Fuencarral, que desemboca en Gran Vía.

La calle Mayor deja a los participantes en Bailén, donde rodean el Palacio Real para bajar a la Casa de Campo. Tras una larga vuelta por allí, se vuelve a subir hacia los Campos del Moro y el Paseo de las Acacias para acabar en el Retiro.Maratón de la Muralla China

Es una de las pruebas más peculiares del año y se trata de uno de los acontecimientos deportivos por excelencia en China. Los participantes corren a lo largo y ancho de una Muralla China que se cierra al público. Las infinitas escaleras de subida y de bajada hacen de éste uno de los maratones más exigentes, aunque las vistas a lo largo de todo el recorrido son únicas.Maratón de Atenas

Entra entre las maratones más emblemáticas porque los corredores realizan el mismo recorrido que hizo Filípides hace 2500 años desde la ciudad de Maratón hasta Atenas para anunciar la victoria de los griegos sobre los persas. Cuenta la leyenda que tras pronunciar la frase 'hemos vencido', falleció. Su simbolismo es lo que convierte a esta maratón en una de esas pruebas con un encanto especial.Maratón de Jungfrau

Para muchos, la más bonita del mundo con diferencia. Se corre por los Alpes suizos a una altura media superior a los 1.500 metros y terminando a más de dos mil metros. Los cuatro mil atletas que toman parte de esta carrera cada año (la inscripción es limitada) corren rodeados de colosos como el Eiger, el Mönch o el propio Jungfrau, con más de cuatro mil metro de altitud y de sobra conocidos entre los montañistas.

Se trata de una carrera por el campo, aunque con la exigencia de un maratón y con la dureza de una prueba a esa altura. Eso sí, las imágenes que uno pueda captar y memorizar son para toda la vida. Muchos que la han corrido no dudan en calificarla como la más bonita del mundo.Maratón de Boston

Es la maratón más antigua del mundo, pues se corre desde 1897, característica que le permite estar incluida entre las cinco pruebas que configuran la World Maraton Majors, algo así como los cinco maratones más grandes e importantes del mundo. Hasta 1986 el ganador sólo recibía unas hojas de olivo, algo que la organización cambió por petición popular. A día de hoy, el premio para el ganador es superior a los 200.000 euros.

A pesar de que se trata un maratón de gran dureza, allí se han logrado marcas por debajo del actual récord del mundo, aunque la Asocación Internacional de Atletismo no los reconoce pues la meta está a menor altitud que la salida, algo prohibido para validar un recorrido de manera oficial.

El maratón de Boston es de los pocos en el globo que exigen una marca mínima para poder participar. Dicha marca, que la pone la organización, debe haber sido realizada el año anterior en otra maraón.Maratón del Círculo Polar

Se disputa en Groenlandia y, como es lógico, es el maratón más frío. Tammbién es el maratón en el que los atletas llevan más ropa. Las gafas son imprescindibles en esta carrera para poder ver, pues otro elemento en contra son las ráfagas de viento. Pese a la dificultad de la prueba, quienes han corrido, afirman que merece la pena sufrir durante horas a cambio de disfrutar de los paisajes y, sobre todo, de la sensación de orgullo al cruzar la meta.Maratón del Everest

Registrado como el maratón disputado a mayor altitud. Se sale de Gorak Shep, a 5184 metros, al lado del campamento base del Everest en Nepal. A partir de ahí, casi toda la carrera es cuesta abajo, aunque existen dos tramos que pican hacia arriba que llevan al límite a los corredores.

Para poder participar se debe probar que uno es un experto en pruebas de montaña y de resistencia. Acreditar buenas marcas en maratones tradicionales no es suficiente.

Esta prueba se enmarca dentro de una convivencia de casi un mes entre todos los participantes y en la que un equipo médico supervisa la evolución de los cuerpos de los corredores. Durante todos los días de este pequeño campamento hay caminatas y ascensos a diferentes picos montañosos que superan claramente los cinco mil metros.

El último día de esta convivenca se celebra el maratón, también bajo estrictas medidas de seguridad y de supervisión. Por altura, por exigencia y por la falta de oxígeno puede ser la carrera de cuarenta y dos kilómetros más dura.

Mostrar comentarios