Sábado, 30.05.2020 - 09:06 h
Aparentemente, sin Marruecos

España quiere el Mundial 2030: la RFEF registra la marca "Candidatura ibérica"

La organización conjunta con Portugal del Mundial, que perdió en 2018 contra la candidatura de Rusia, podría darse al fin dentro de diez años.

¿Un Mundial Ibérico en 2030? Es la idea que persiguen ambas federaciones. /RFEF
¿Un Mundial Ibérico en 2030? la Rfef registra la marca "Candidatura ibérica 2030". /RFEF

España quiere volver a celebrar un Mundial de fútbol. Tras la candidatura fallida para organizar la cita de 2018, que finalmente se disputó en Rusia, la Federación Española de Fútbol (RFEF) ha dado un paso más este martes para conseguir ser la sede del Mundial de 2030 al registrar la marca "Candidatura ibérica 2030". Se postulará, como en la anterior ocasión, junto a Portugal para obtener una mejor valoración por parte de la FIFA a la hora de elegir finalmente la sede.

Hasta ahora, la RFEF solo había confirmado diversas reuniones con la federación lusa tras el Mundial de 2018 y que estaban realizando un "profundo proceso de análisis" sobre la posibilidad de presentar una nueva candidatura conjunta a la FIFA. En este contexto, el presidente de la FIFA, Gianni Infantino, mantuvo una reunión a tres bandas en 2018 junto al presidente de la federación, Luis Rubiales, y el presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para conocer sus planes de cara a la cita mundialista de 2030. Dos meses después de aquella reunión, Sánchez propuso abiertamente un Mundial organizado junto a Portugal y también Marruecos.

Sin embargo, ya en 2019, Aleksander Ceferin, presidente de la UEFA, cargaba contra el plan hispano-luso-marroquí y, especialmente, contra lo que consideró una injerencia en toda regla de Pedro Sánchez. "Alguien debería decir de una vez a los políticos que no depende de ellos si serán anfitriones de las Eurocopas o de la Copa del Mundo o no. Deben hablar con sus federaciones nacionales", señalaba entonces. Meses después, la propuesta a tres bandas se diluyó y, ya en junio de 2019, la RFEF y la federación lusa emitieron un comunicado conjunto que disipaba las dudas: "Las Federaciones Española y Portuguesa inician el análisis de una candidatura conjunta para el Mundial de 2030".

Los planes siguieron su curso sin Marruecos en el organigrama y sin aparentes injerencias del poder Ejecutivo de ambos países en el proceso: la Rfef simplemente confirmaba entonces que los gobiernos de ambos países están "convenientemente informados sobre el proceso". Por eso, el pasado 2 de julio la RFEF solicitaba el registro de la marca "Candidatura ibérica 2030", que este martes finalmente se ha dado de alta. 

En el caso de la candidatura para organizar el Mundial de 2018, la candidatura conjunta de España y Portugal era la mejor valorada por la FIFA. Sin embargo, se enfrentó a un problema con el que no contaba: el escándalo de sobornos que llevó a la elección de Rusia como sede. El año pasado, se revelaron una serie de emails 'hackeados' del presidente de la federación rusa, Serguéi Kapkov, que contenían detallados perfiles de los miembros del comité ejecutivo de la FIFA que participaron en 2010 en la elección de la sede. A su lado, había registrados posibles métodos para lograr su voto mediante sobornos monetarios.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING