España y Alemania buscan título europeo y billete para Rio-2016

  • Alemania, que regresa al primer nivel tras casi una década de sequía, y España, doble campeona del mundo pero nunca continental, lucharán el domingo en Cracovia (16h30 GMT) por el título europeo, que tendrá además el premio del billete para los Juegos Olímpicos de Rio-2016).

Si la presencia de España en la final no es una sorpresa, será la cuarta para la Roja (que nunca ganó el torneo) y fue bronce en el último campeonato, si lo es la de Alemania, una potencia en este deporte a finales de los 90 y principios de los años 2000 (fue campeona europea en 2004 y mundial en 2007), pero que había caído de la élite en los últimos años.

La 'Mannschaft', que se presentó en Polonia sin su estrella Uwe Gensheimer y perdió por el camino a sus laterales Steffen Weinhold y Christian Dissinger, todos lesionados ha ido mejorando a lo largo de este campeonato hasta plantarse en la final.

Su seleccionador, el islandés Dagur Sigurdsson ha sabido renovar al equipo alemán y llevarle a una final continental tras 12 años de ausencia.

Los germanos perdieron el primer partido del torneo, precisamente ante España (32-29), pero después lo han ganado todo, incluida la semifinal ante la favorita Noruega en la prórroga (34-33).

España, campeona del mundo en 2005 y 2013, tiene por su parte la gran ocasión de coronarse por primera vez en el torneo continental, después de tres finales perdidas (1996, 1998 y 2006).

"Nunca hemos ganado el Europeo. Es la mejor oportunidad que podamos tener y vamos a tratar de aprovecharla" , ha declarado Valero Rivera, máximo anotador del torneo con 43 goles.

El recorrido de los españoles ha sido irregular, con cinco trabajadas victorias, una derrota ante Dinamarca (27-23) y un empate ante Eslovenia (24-24), pero ha sabido sobreponerse a la crítica situación del balonmano español para plantarse en una nueva final.

La crisis económica que afecta al país desde hace uno años ha provocado un cataclismo en el campeonato nacional, en el que solo sobrevive el potente Barcelona.

La prueba es que el Barcelona, con cinco jugadores, es el único equipo español que aporta jugadores a la selección, mientras que el resto juegan en Hungría, Polonia, Macedonia, Francia, Alemania e, incluso, Catar.

"La final está al 50-50", destacó el arquero Gonzalo Pérez de Vargas. "No hemos hecho hasta el momento grandes partidos, pero seguimos vivos y lucharemos por el oro".

Sobre su rival, el portero del Barcelona destacó que pese a su juventud, Alemania ha demostrado que "pese a su juventud no le afecta la presión de un gran campeonato".

ll/es/mcd

Mostrar comentarios