Miércoles, 21.11.2018 - 03:45 h

Caio Bonfim bate récord de Brasil pero queda a cinco segundos del bronce

El atletismo latinoamericano estuvo muy cerca de estrenar su cuenta en los Juegos de Rio, este viernes en el día de arranque, con el cuarto puesto del brasileño Caio Bonfim, con récord nacional incluido, en los 20 kilómetros marcha.

Sólo cinco segundos separaron al marchista brasileño (1h19:42), que llegaba como la principal baza de los locales, del bronce del australiano Dane Bird-Smith (1h19:37). Por delante, dos chinos, el campeón Wang Zhen (1h19:14) y Cai Zelin (1h19.26).

Caio Bonfim, que hace cuatro años en los Juegos de Londres había sido apenas 39º, había tenido un recorrido discreto en las grandes citas, hasta que el pasado año en el Mundial de Pekín lanzó un aviso con un meritorio sexto puesto.

En la carrera de este viernes junto a la playa de Pontal, en la costa carioca, Bonfim ya pasó en cuarto lugar en los puntos intermedios de los 16 y 18 kilómetros, pudiendo mantener su posición al final, aunque sin superar al australiano. Con respecto al quinto, el alemán Christopher Linke, tuvo 18 segundos de ventaja.

Latinoamérica abandona el podio olímpico de los 20 kilómetros marcha, después de haber conseguido la plata en las dos anteriores ediciones, con el ecuatoriano Jefferson Pérez en Pekín-2008 y con el guatemalteco Erick Barrondo en Londres-2012.

Barrondo fue precisamente una de las grandes decepciones de la prueba, quedando descolgado y terminando la competición entre los últimos, en el 50º puesto de los 63 que acabaron.

El marchista centroamericano había sufrido descalificaciones en varias grandes citas en los últimos años. Una de ellas, en el Mundial de Moscú-2013, cuando iba segundo en los últimos kilómetros y peleaba por la medalla de oro.

Además de Caio Bonfim, otro latinoamericano terminó en el 'Top 10', el colombiano Manuel Esteban Soto (1h20:36), que fue noveno.

Fue el mejor del trío de colombianos, ya que Eider Arévalo (1h21:36) acabó decimoquinto y Luis Fernando López (1h22:32), bronce mundial en Daegu-2011, en el lugar 29º.

México, país de arraigada tradición en la marcha pero que no gana una medalla en una gran cita desde el bronce de Éder Sánchez en el Mundial de Berlín-2009, tuvo como mejor resultado el decimocuarto lugar de Éver Palma (1h21:24).

Los otros dos andarines aztecas, Pedro Daniel Gómez (1h22:22) y Julio César Salazar (1h27:38) fueron 23º y 52º, respectivamente.

Entre los ecuatorianos sigue sin haber relevo para su gran referente, Jefferson Pérez.

Andrés Chocho, campeón panamericano de 50 kilómetros marcha, terminó descalificado, igual que su compatriota Mauricio Arteaga.

Hace un año, en el Mundial de Pekín, Chocho también fue descalificado, pero en aquel caso cuando estaba en el grupo de cabeza luchando por los metales.

El único ecuatoriano que pudo acabar en la primera prueba de la marcha de Rio-2016 fue Brian Pintado (1h23:44), trigesimo séptimo.

Ahora en Portada 

Comentarios