Fabián González encara 2015 físicamente al 85%, pero con la ambición al 100%

  • El gimnasia Fabián González, noveno en los Juegos Olímpicos de Londres y baja en la temporada 2014 por una lesión de hombro, espera recuperar a principios de 2015 el 15 % que le falta, reaparecer internacionalmente en marzo y estar en plena forma en los Mundiales de octubre, donde la selección se juega la plaza para los Juegos de Río 2016.

Natalia Arriaga

Madrid, 29 dic.- El gimnasia Fabián González, noveno en los Juegos Olímpicos de Londres y baja en la temporada 2014 por una lesión de hombro, espera recuperar a principios de 2015 el 15 % que le falta, reaparecer internacionalmente en marzo y estar en plena forma en los Mundiales de octubre, donde la selección se juega la plaza para los Juegos de Río 2016.

"Incluso con el hombro lesionado, he estado subiendo la dificultad de mis ejercicios con elementos nuevos. Trabajo para estar (en los Mundiales) en dos o tres finales por aparatos: barra, suelo y caballo con arcos, y en la final del concurso completo. Y, si lo consigo, eso ayudará además al equipo a lograr sus objetivos de clasificación", ha comentado a Efe el gimnasta mallorquín.

"Tengo esa mentalidad, no quiero aspirar a más de lo que puedo, pero tampoco a menos", añadió Fabián González, que incluso ha aparcado sus estudios para centrarse en la clasificación olímpica, "el objetivo prioritario".

El equipo español debe acabar entre los ocho primeros en los Mundiales de Glasgow para obtener plaza olímpica. Si termina entre el noveno y el decimosexto puesto, tendrá que disputar en 2016 un preolímpico, que repartirá cuatro plazas más.

"Más adelante, mi idea es estar entre los ocho primeros del mundo y conseguir una medalla en algún aparato", precisó el balear, que pasa unos días de vacaciones en su tierra antes de incorporarse a los entrenamientos en el CAR de Madrid el 5 de enero.

"Somos un equipo joven de gimnastas con poca experiencia pero con muchas ganas de conseguir la clasificación olímpica. Se puede, somos un equipo fuerte. Ojalá tengamos suerte y nos respetan las lesiones, porque, si no, iremos un poco justitos. Tenemos que estar a tope y aprovechar esta oportunidad que tenemos", indicó el mejor gimnasta español del último ciclo.

A sus 22 años, la progresión que le llevó a ser noveno en los Juegos Olímpicos de 2012, sexto en los Europeos de 2013 y undécimo en los Mundiales de ese mismo año se vio cortada por la operación en el hombro izquierdo a la que se sometió el pasado 8 de mayo.

"Va a hacer ocho meses y me dijeron que para estar bien, bien, tendrían que pasar nueve. Así que espero a partir de enero empezar a fortalecer para recuperar el 15 % que calculo que me falta", señaló.

"El problema cuando vuelves a entrenar después de una operación", subrayó, "es que tienes que pasar otra vez por dolores, tendinitis y sobrecargas. Pero eso es algo que puede superarse muy bien con un descanso, por ejemplo, como este de las vacaciones de Navidad".

Antes de este periodo de asueto Fabián González ya trabajaba en todos los aparatos con excepción de las anillas, el que más le castiga los hombros. "A ver si en enero puedo empezar fuerte con las anillas y subir también ahí mi dificultad", deseó.

La Copa del Mundo de Cottbus (Alemania), en marzo, es la competición marcada por la Federación Española para que empiecen a rodarse internacionalmente los lesionados de larga duración, caso de González y de Néstor Abad.

La próxima será la segunda temporada completa en la que el equipo masculino trabaje a las órdenes del grupo de entrenadores que comanda Fernando Siscar, tras la marcha del que fue seleccionador durante diez años, Álvaro Montesinos.

"Se echa algo de menos la presencia de un seleccionador en la sala, a mí se me hace un poco extraño, pero este equipo actual de entrenadores es magnífico. Técnicos y gimnastas trabajamos con muchas ganas", comentó Fabián González, que lleva siete años, desde los 15, viviendo en la residencia Blume del CAR de Madrid.

El pasado septiembre empezó a estudiar un doble grado de Ciencias de la Actividad Física y Fisioterapia en la Universidad Europea, pero ahora que ve cerca el final de su recuperación ha decidido aplazar la carrera hasta que pasen los Juegos de Río.

El gimnasta confía en que la beca que ha tenido en 2014 gracias a su undécimo puesto en los Mundiales de 2013 tenga continuidad el próximo año, puesto que su falta de resultados obedece a una baja por lesión.

"No nos han dicho nada todavía y no quiero pensar en ello, que me estreso", bromeó González.

Mostrar comentarios