Martes, 11.12.2018 - 04:10 h
Su primer éxito internacional 

Fernando Carro se cuelga la medalla de plata en los 3.000 metros obstáculos

Por su parte, Bruno Hortelano regresó con un cuarto puesto en la final de 200 metros de los campeonatos de Europa. 

Fotografía Fernando Carro, Europeos de Glasgow
Fernando Carro se cuelga la medalla de plata en los 3.000 metros obstáculos.  / EFE

El madrileño Fernando Carro consiguió la medalla de plata en la final de 3.000 m obstáculos de los campeonatos de Europa, la segunda medalla del equipo español en Berlín, por detrás del defensor del título, el francés Mahiedine Mekhissi-Benabbad, que logró su cuarta corona.

El defensor del título puso tierra de por medio en la última vuelta, perseguido unos metros atrás por el madrileño, y se impuso con un tiempo de 8:31.66, seguido de Carro (8:34.16) y del italiano Johanes Chiapinelli (8:35.81).

El burgalés Dani Arce llegó sexto con 8:38.12 y el jienense Sebastián Martos decimocuarto con 8:46.76. Por segunda edición consecutiva de los campeonatos, España tenía tres representantes en la final de obstáculos, una disciplina en la que solo un español ganó la medalla de oro: el sevillano Antonio David Jiménez "Penti", después suspendido por posesión de productos dopantes.

Nadie quiso asumir responsabilidades en el primer kilómetro, pero en el segundo cambió Chiapinelli. El ataque no sorprendió a Carro ni a Dani Arce, que se aferraron al grupo delantero, pero Sebas Martos, en una temporada perturbada por las lesiones, cayó a cola del grupo.

A dos vueltas del final Carro estaba metido de lleno en la lucha por los metales y al toque de campana estaba tercero. Se fue resuelto en pos de Mekhissi, pero clavó a la salida de la última ría y hubo de conformarse con la medalla de plata, su primer éxito internacional, con 26 años. Hace dos años, en Amsterdam, Carro había sido noveno en sus primeros campeonatos de Europa. 

Hortelano, sin medalla en su regreso 

Bruno Hortelano, el mejor velocista español de todos los tiempos, regresó a la élite del atletismo mundial, después de casi dos años inactivo por un accidente de coche, con un cuarto puesto en la final de 200 metros de los campeonatos de Europa, dominada por el campeón del mundo, el turco Ramil Guliyev.

Hortelano era el defensor del título, pero hubo de inclinarse ante Guliyev, el sucesor del jamaicano Usain Bolt como campeón del mundo, que se impuso con nuevo récord de los campeonatos (19.76), y también ante el británico Nethaneel Mitchell-Blake (20.04) y el suizo Alex Wilson (20.04), que le adelantaron en el último metro.

Se quedó a una sola centésima del podio, con un crono de 20.05. l ránking europeo del año proclamaba un solo favorito: Guliyev, el único europeo que había bajado de los 20 segundos este año (19.90 en Oslo, 19.92 en Estocolmo, 19.99 en Mónaco). No estaba el holandés Churandy Martyna -campeón en Amsterdam hasta su descalificación por pisar fuera de calle-, que fue eliminado aquí en semifinales.

Hortelano corría por la tercera calle, tres a la izquierda del hombre de las gafas negras Guliyev, entre los británicos Adam Gemili y Nethaneel Mitchell-Blake.

El español fue el segundo más rápido en la partida (147 milésimas, frente a las 142 de Wilson) y se mantuvo en posiciones de podio durante 198 metros. Solo en los dos últimos perdió la compostura, en su afán por aferrarse al podio. Aún así, se quedó a una sola centésima de la mejor marca de su vida (10.04), que fue, curiosamente, la que entregó la plata y el bronce. Alex Wilson, como Hortelano, llegó a Berlín después de haber batido el récord nacional, en su caso con 20.14 en Zofingen.

Veintitrés meses después de sufrir en Madrid un accidente de coche que pudo trucar su carrera deportiva, Bruno Hortelano ha culminado con un cuarto puesto europeo un laborioso proceso para volver a ser el velocista competitivo que fue antes del percance

Ahora en Portada 

Comentarios