Sábado, 18.01.2020 - 08:16 h

Final Copa Davis 2012: Berdych sufre pero su saque le da la victoria ante Nico Almagro

  • El murciano ganó el segundo set y tuvo contra las cuerdas al número 1 checo.
  • Los errores no forzados de Nico acabaron con sus esperanzas de victoria.

Nico Almagro era consciente de las dificultades que implicaba medirse a Tomas Berdych, sobre todo en una pista ultra-rápida como la que han preparado los checos para la final de la Copa Davis 2012. También era consciente de que su servicio sería clave a lo largo del partido: si funcionaba, podría hacer frente a su rival. Si no, estaría muy difícil.

Esa premisa se cumplió a la perfección en el primer set. Berdych, un cañonero que tiene una derecha prodigiosa, no dio opción alguna a Nico con su saque. El español aguantó mientras lo hizo su servicio, pero se derrumbó cuando no le funcionó. Fue en el octavo juego cuando Berdych rompió el saque del murciano, aprovechando sus escasos errores con los primeros servicios. Después le bastó con mantener su saque para adjudicarse el primer parcial por 6-3.

El segundo set transcurría como el primero, hasta que en el sexto juego el español se destapó, aguantando los saques y las derechas de Berdych para dominar la situación y romper el saque de su rival después de dos enormes tiros con el revés para colocarse 4-2. Había que aguantar con el saque y no sólo lo hizo, sino que volvió a tener una bola de 'break' gracias a un juego profundo que desestabilizaba a Berdych. Almagro movía a su rival de izquierda a derecha, con derechas y reveses que el checo no podía devolver. Aunque solventó el problema con su servicio, no evitó que Nico terminara igualando el partido tras llevarse el parcial también por 6-3.

Una bola polémica en el primer juego del tercer set la aprovechó el número 1 checo para espolear a sus aficionados y la jugada le dio resultado. Ganó su juego y rompió el saque de Nico aprovechando los nervios del murciano ante la escalada de los ánimos del público local. Berdych consolidó su saque y se fue 3-0, una ventaja que ya no perdería en todo este parcial. Aunque Almagro trató de recuperar el 'break', no lo consiguió y terminó entregando el tercer, de nuevo por 6-3.

Casi 30 errores no forzados al comienzo del cuarto set eran muchos para el español, que sabía que debía mejorar en esa estadística si quería llevar el partido hasta el quinto set. No fue así. Berdych comenzó rompiendo el saque en blanco al español y conquistando el suyo de la misma manera, sin perder un solo punto. El checo era una apisonadora, estaba en su mejor momento del partido y no iba a dejar escapar la victoria.

Sin embargo, Nico es mucho Nico y está cerca del Top Ten por algo. Tuvo una bola en contra para perder de nuevo su saque, pero se recuperó y rompió el servicio de su rival para igualar 3-3 el cuarto set. Parecía increíble según estaba jugando el checo, pero era cierto. Almagro forzó el tie-break y fue capaz, basándose en los 21 'aces' que logró con su saque, de conseguir que se jugara el quinto set, algo que le va a venir muy bien a la 'Armada' al cansar a su enemigo, que el sábado jugará el doble y el domingo un partido que puede ser decisivo ante Ferrer.

El último set fue una ruleta rusa, con tres roturas de servicio, y con el público jugando su papel de invitado especial a la fiesta, molestando notoriamente al español. Berdych logró la última y se colocó 5-3 cuando Nico luchaba por mantenerse en el encuentro, a pesar de sufrir problemas físicos en el cuádriceps derecho, y después cerró el encuentro, tras casi cuatro horas de lucha sin cuartel.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios
NOTRACKING