Sábado, 21.10.2017 - 05:42 h

El Marqués de Portago, el predecesor de Alonso

El asturiano no será el primer español que luzca el mono rojo de piloto oficial de la escudería italiana.

Alfonso Cabeza de Vaca, Marqués de Portago (1928-57), fue, aunque muchos aficionados al motor desconozcan este dato, el primer español en pilotar un ferrari en una competición. El aristócrata desembarcó en la casa italiana en 1956 para pilotar los coches de sport. Sus resultados fueron buenos: logró la tercera posición en en los 1000 km. de Nurburgring y en el Gran Premio de Suecia.

El 1 de julio de ese mismo año debutó en el “circo” de la Fórmula 1 en el Gran Premio de Francia, en el circuito Reims. Pilotó un Ferrari D50, y no concluyó la carrera por problemas en el motor. Disputó cuatro carreras más, y en ninguna logró la victoria.

Alfonso Antonio Vicente Eduardo Angel Blas Francisco de Borja Cabeza de Vaca y Leighton Carvajal y Are, que era el nombre completo del“Fon” Portago, tuvo un trágico y poético final: murió pilotando un ferrari. El 12 de mayo de 1957, durante la disputa de la XXIV edición de la Mille Miglia, el vehículo de Portago reventó el neumático delantero izquierdo tras chocar con una piedra. Las consecuencias fueron terribles: el coche dio varios vuelcos y cayó encima del público que asistía la prueba, muriendo el acto el piloto español, su copiloto (el inglés Edmund Nelson), y diez espectadores. Por la brutalidad del accidente, el Gobierno italiano tomó la decisión de cancelar la celebración de la carrera en el futuro.

En la actualidad, Marc Gené trabaja en Ferrari como piloto de pruebas, pero nunca ha tenido la oportunidad de pilotar un “cavallino rampante” en un G.P. de Fórmula 1. Su mejor opción fue tras el accidente de Felipe Massa el pasado mes de julio, pero los directivos de la escudería italiana eligieron a Luca Badoer y a Giancarlo Fisichella. 

Alfonso Cabeza de Vaca, Marqués de Portago (1928-57), fue, aunque muchos aficionados al motor desconozcan este dato, el primer español en pilotar un ferrari en una competición. El aristócrata desembarcó en la casa italiana en 1956 para pilotar los coches de sport. Sus resultados fueron buenos: logró la tercera posición en en los 1000 km. de Nurburgring y en el Gran Premio de Suecia.

El 1 de julio de ese mismo año debutó en el “circo” de la Fórmula 1 en el Gran Premio de Francia, en el circuito Reims. Pilotó un Ferrari D50, y no concluyó la carrera por problemas en el motor. Disputó cuatro carreras más, y en ninguna logró la victoria.

Alfonso Antonio Vicente Eduardo Angel Blas Francisco de Borja Cabeza de Vaca y Leighton Carvajal y Are, que era el nombre completo del“Fon” Portago, tuvo un trágico y poético final: murió pilotando un ferrari. El 12 de mayo de 1957, durante la disputa de la XXIV edición de la Mille Miglia, el vehículo de Portago reventó el neumático delantero izquierdo tras chocar con una piedra. Las consecuencias fueron terribles: el coche dio varios vuelcos y cayó encima del público que asistía la prueba, muriendo el acto el piloto español, su copiloto (el inglés Edmund Nelson), y diez espectadores. Por la brutalidad del accidente, el Gobierno italiano tomó la decisión de cancelar la celebración de la carrera en el futuro.

En la actualidad, Marc Gené trabaja en Ferrari como piloto de pruebas, pero nunca ha tenido la oportunidad de pilotar un “cavallino rampante” en un G.P. de Fórmula 1. Su mejor opción fue tras el accidente de Felipe Massa el pasado mes de julio, pero los directivos de la escudería italiana eligieron a Luca Badoer y a Giancarlo Fisichella. 

Ahora en portada

Comentarios