Domingo, 17.12.2017 - 14:51 h

Fernando Alonso critica al Gobierno: "A 110 es difícil mantenerse despierto"

Fernando Alonso no es partidario de rebajar la velocidad máxima en las autovías y autopistas españolas a 110 kilómetros por hora ya que cree que "no es una solución efectiva y a esa velocidad es difícil mantenerse despierto".

Alonso se posiciona en contra de la bajada del límite de velocidad a 110 Km/h

Fernando Alonso se mostró muy crítico con la medida del Gobierno de reducir la velocidad máxima en autopista a 110 kilómetros por hora para ahorrar energía al tiempo que cree que aún es pronto para hacer una quiniela de favoritos al Mundial de Fórmula 1. "No soy partidario. Para ahorrar consumo hay otras medidas bastante más eficaces que estas y para ahorrar contaminación, que es el problema base que tenemos también como por ejemplo restringir el tráfico en las ciudades en función de las matrículas pares o impares".

El bicampeón del mundo de Fórmula 1, acostumbrado a pulverizar registros en los circuitos, ve incluso peligroso ir a dicha velocidad. "A 110 kilómetros por hora, en cuanto a la atención, es incluso difícil mantenerse despierto", apuntó.

El asturiano está convencido de que el retraso en el inicio del Campeonato, por la cancelación del GP de Bahrein, no va a causar ningún cambio. "No hay ninguna quiniela. Nadie sabe cómo están los demás, no sabemos dónde están nuestros rivales. Algunos tienen que mejorar, otros aumentar su fiabilidad, pero no habrá cambios de cómo hubieran estado en Bahrein a cómo estarán en Australia".

De todos modos, confía en que la carrera del emirato pueda disputarse más adelante esta temporada. "Me gusta el circuito de Sakhir y la gente se merece ver el espectáculo de la Fórmula 1. Y ojalá se resuelva y podamos ir a competir en calma total", añadió.

Por otra parte, ironizó sobre su monoplaza y no quiso desvelar su potencial aunque sí está "contento" porque es "fiable". "El Ferrari ahora está en Maranello y la semana que viene en Barcelona. Ojalá supiésemos cuál es nuestra velocidad. Ahora influyen muchos factores en los entrenamientos. Si es rápido lo sabremos en Australia".

Alonso, vigente subcampeón del mundo, ve lógico entrar en la nómina de favoritos por estar en el 'Cavallino Rampante'. "Los pilotos de Red Bull, McLaren o Ferrari somos los más respetados, pero haces dos o tres carreras malas y se olvidan de ti", comentó.

Además, está seguro de que no se puede "descartar a ningún rival" y sigue confiando en el heptacampeón mundial Michael Schumacher. "Hay que esperar a ver qué pasa en Australia para ver dónde están los rivales. Si Mercedes va bien, al que más respeto y admiro es a Schumacher", añadió.

Por otra parte, el ovetense reconoció que aún es "pronto" para saber si su ex equipo McLaren ha innovado "demasiado" y no dudó al destacar cuáles pueden ser las sorpresas del curso. "Los equipos que más han evolucionado son Lotus Renault y Toro Rosso", advirtió.

El asturiano no dudó en clasificarse en este momento "cuarto", pero está seguro de que eso no va a influir en la forma de trabajar en la fábrica de Maranello. "Hay mucho trabajo para acoplar el KERS y las novedades. Los ingenieros no paran. Hay que esperar a Australia, pero eso no genera ansiedad. Los inviernos son más intensos porque no hay tests a lo largo del año y hay que dejar el trabajo hecho".

"LA ESTRATEGIA DE CARRERA VA A CAMBIAR, NO ME GUSTA"

Por otra parte, lamentó que los Pirelli duren "pocas vueltas"y está convencido de que eso obligará a apostar por estrategias a "tres y cuatro paradas", aunque confía en ser capaz de aguantar con los neumáticos más que sus rivales, no cree que sea capaz de evitarse un 'pit-stop'.

"Los neumáticos tienen un déficit de agarre desde la primera vuelta. Hay que cuidarlos a tope. La estrategia de carrera va a cambiar con tres o cuatro paradas por Gran Premio. No me gusta. Es como si en un partido de fútbol cada media hora se pitara un penalti al azar. Eso no iría bien al Real Madrid o al Barcelona, pues los nuevos neumáticos no van bien a los equipos grandes, que no son partidarios de estas revoluciones", analizó.

Así, está convencido de que la clave será "ir rápido. No pasa nada por parar una vuelta antes o después. El año pasado aguantábamos los neumáticos mejor que Red Bull, pero era imposible alcanzar su ritmo. La clave sería hacer una parada menos que ellos, pero no creo que pueda".

También dejó claro que no hay "una relación concreta entre un compuesto y su degradación", pero descarta que sean "definitivos para el Mundial". "Todos tendremos los mismos juegos. En carrera marcarán menos diferencias porque para todos será lo mismo. Los duros no aguantan más que los blandos. Así que será más interesante salir con los blandos".

Por último, Alonso habló del complicado nuevo volante. "Aún no tengo automatizados los botones del nuevo volante. Se necesita mucha precisión en las curvas y será difícil mantener la concentración al más alto nivel en 70 vueltas. Para la crono será más fácil, pero en carrera se puede cometer errores como tocar el limitador", finalizó.

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios