Viernes, 15.12.2017 - 01:37 h

Ruanda prohíbe la brujería en el fútbol después de que un delantero marcase tras hechizar la portería rival

Moussa Camara remató al larguero cuando quedaban unos minutos para el final, dejó un amuleto junto al palo y marcó en la última jugada.

La federación de Ruanda sancionará con tres partidos y multas de 100.000 francos ruandeses (117 euros) a los jugadores que utilicen la brujería en el campo.

Ruanda prohíbe la brujería en el fútbol después de un delantero marcase tras hechizar la portería rival

La federación de Ruanda quiere acabar con los 'tramposos' (o al menos así lo creen ellos) en el fútbol y para ello han anunciado que castigarán duramente a los jugadores que utilicen la brujería en los partidos. Han tomado esta decisión después de una curiosa jugada que ocurrió el 16 de diciembre y que da la vuelta al mundo.

El partido entre el Mukura Victory y el Rayon Sports de la Premier League de Ruandaiba 1-0 en el minuto 38 de la segunda parte y entonces el delantero visitante Moussa Camara remató al larguero. Hasta ahí todo normal, pero en el tiempo añadido corrió hacia la portería rival y apoyó un pequeño objeto en la base del palo para hechizar la portería.

El portero rival le tiró una patada y varios jugadores intenteron agredirle. Moussa Camara escapó y se fue al banquillo para darle algo a un compañero. El colegiado le mostró la tarjeta amarilla y el partido estuvo unos minutos parado. Habían añadido cuatro, pero finalmente se alargó más y fue en el minuto 52 de la segunda mitad cuando el propio Moussa Camara remató de nuevo al larguero, pero esta vez el balón terminó en gol.

La federación ha anunciado que impondrá sanciones de tres partidos y multas de 100.000 francos ruandeses (117 euros) a los jugadores que utilicen la brujería en el campo, de cuatro jornadas y 200.000 francos ruandeses (234 euros) a los entrenadores. Además, a los clubes implicados se les restarán tres puntos, más una multa de 2.9 millones de francos ruandeses (unos 3.400 euros).

Tags relacionados

Ahora en portada

Comentarios