Jueves, 20.06.2019 - 13:41 h

Silva dirige a la mejor España para vencer a Israel (4-1) y acercar el pase al Mundial

David Silva abrió la lata y cuajó un gran partido el día en que igualó a Hierro como el cuarto máximo goleador de la historia de la selección con 29 goles.   

Vitolo amplió la ventaja antes del descanso y Diego Costa e Isco certificaron el 4-1 haciendo inútil el tanto de Refaelov. España sigue líder de grupo empatada a puntos con Italia. 

Italia mantiene el pulso a España en el partido 1.000 de Buffon como profesional

Los jugadores de España festejan el gol de Silva ante Israel.

No se podía fallar ante Israel. La lucha para estar en Rusia se prevé encarnizada con Italia hasta el final y los de Lopetegui lo sabían. Por ello mostraron su mejor cara frente a una Israel peligrosa al contragolpe pero que terminó exhausta de correr detrás del balón tocado por botas españolas. Silva dirigió la goleada e hizo historia para estar un poco más cerca del Mundial de Rusia.Sentencia por la vía rápida

La primera jugada del partido escribió el guión del mismo. España tocó y toco hasta que Busquets buscó un pase entre líneas que no encontró a un compañero. Desde el minuto 1, el cuero sería de 'La Roja' e Israel esperaría su oportunidad al contragolpe. 

Los de Lopetegui encerraron pronto en su propio campo a los visitantes y tras un chut de Thiago al larguero, el tanto español se presentaba como una cuestión de tiempo. 

Zahavi se dio a conocer como un incordio constante para Ramos y Piqué al contragolpe. Sin embargo, su efectividad desde fuera del área fue nula, no así la de un David Silva esplendoroso durante los primeros 45 minutos.

El canario estaba siendo de los más destacados en los locales y aprovechó un pase al hueco de Jordi Alba para batir por bajo a Marciano en el minuto 12. Silva prosigue su idilio con el gol desde la llegada de Lopetegui. Es el máximo goleador con 5 goles desde la llegada del nuevo seleccionador, e iguala a Hierro con 29 goles como el cuarto en la historia de España.Máximos goleadores con España:
59 Villa (97 partidos)
44 Raúl (102 part.)
38 Torres (110 part.)
29 Hierro (89 part.)
29 Silva (110 part.)— Pedro Martin (@pedritonumeros) 24 de marzo de 2017

El partido estaba encarrilado y los problemas se sucedían para Israel. Tibi se tenía que retirar lesionado. Tawatha entró en su lugar.

El monopolio de la pelota fue tal que al final de la primera parte España se fue con un dato de posesión del 75%. El problema es que faltaron las oportunidades claras. 

Israel creció en un partido adormilado y tuvo el empate en la cabeza de Refaelov. De Gea se lució con un paradón salvador.

En ese momento las leyes no escritas del fútbol hicieron su aparición. Cuando mejor estaba Israel, España sentenció. Thiago, motor de los de Lopetegui, filtró la pelota para Vitolo y el del Sevilla remató flojo. Parecía un disparo sencillo para Marciano, pero el guardameta de Israel no metió la mano con fuerza y vio cómo la pelota rodaba lentamente hacia su portería para confirmarse el 2-0.

La mejor España somete a Israel

Diego Costa no paró de luchar hasta encontrar el gol. El encuentro estaba encarrilado pero faltaba el gol de un hispano-brasileño errático.

El comienzo de la segunda mitad no fue esperanzador para él. Falló lo infallable en el área pequeña con un cabezazo que no encontró portería, pero el bueno de Diego se repuso.

Se movió mejor que nadie en el segundo palo y superó con un remate picado a Marciano a la salida de un córner. El 3-0 liquidaba el partido y Lopetegui movía sus fichas. Koke e Isco entraron por Thiago e Iniesta.

España siguió dominando sin piedad pero Israel encontró premio a sus ocasiones generadas con tan poca posesión de pelota.

En una falta lateral, Refaelov armó un disparo imposible para De Gea después de que uno de sus compañeros hubiese cabeceado al poste. El gol fue una anécdota en el gran partido de España.

Vitolo, en su última jugada en el partido, tuvo el 4-0. Silva cedió la pelota a su compañero en un mano a mano pero el del Sevilla se resbaló en el momento menos oportuno. El goleador se fue aplaudido para dejar paso a Iago Aspas en su debut en partido oficial con la selección.

Faltaban 10 minutos para el final y un jugador que no cuenta con demasiados minutos en su equipo volvió a demostrar su nivel con España. Isco salió, hizo su clásico ritual de amagos y coló el balón por el primer palo. 

Ese tanto cerró la fiesta de España en Gijón con 4-1 para seguir colíderes del grupo G junto a Italia. Las dos selecciones con 13 puntos siguen mano a mano en la lucha por el primer puesto para estar en Rusia de forma directa.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios