Viernes, 19.07.2019 - 06:30 h

Ajax 2-1 Barcelona: empanada azulgrana para terminar con la imbatibilidad de Martino

  • El Barça jugó los peores primeros 45 minutos desde la era Rijkaard, aunque despertó tímidamente en la segunda mitad.
  • Los azulgranas no pudieron sobreponerse a las ausencias de Messi y Valdés y sobretodo a la intensidad del equipo holandés.

El Barcelona se 'marcó' ante el Ajax de Ámsterdam uno de los peores partidos de la temporada y los peores primeros 45 minutos desde, al menos, la era Rijkaard. El equipo azulgrana se pudo marchar goleado al descanso porque volvió a iniciar el partido sin la intensidad necesaria y eso en la Champions se paga. El Ajax se jugaba la vida en la competición en este partido y así lo demostró.

La zaga azulgrana estaba especialmente desarbolada, con Puyol y Piqué sin apenas ritmo y con Montoya en la izquierda. Esto lo aprovechó el Ajax para entrar por ambas bandas con suma facilidad. Los laterales Van Rhijn y Boilesen -hasta que se marchó lesionado- hicieron un gran partido en ataque.

De Boer colocó a su defensa muy adelantada y el equipo presionaba una y otra vez el centro del campo azulgrana. Xavi e Iniesta estaban totalmente desaparecidos. El gol holandés parecía cuestión de minutos y terminó por llegar a los 18 de juego. Van Rhijn centró desde la derecha y Serero anotó el primero a placer desde el corazón del área.

La empanada azulgrana era magnífica en Ámsterdam. Solo Neymar tenía algún ataque de raza, pero no era suficiente. Veltman casi marca con un golpeo de falta que sacó con apuros Pinto, pero el que no falló fue Hoesen. El delantero aprovechó un barulllo en el área culé para fusilar la mete azulgrana y tumbar al Barça en la lona. Conclusión: el Barcelona no tiró entre los tres palos en toda la primera mitad.Penalti, expulsión... y ni con esas

El partido cambiaría radicalmente en el inicio de la segunda mitad. Veltman cometió un penalti sobre Neymar -por centímetros parece fuera del área- y el defensa vio la roja. Xavi no falló desde los 11 metros y el Barça metió al Ajax en su campo.

El jugador brasileño tomó el protagonismo en ataque, metió más intensidad en su juego y se la trasladó a sus compañeros. Neymar dispusó de las ocasiones más claras y a punto estuvo de empatar con un disparo que tocó en un defensa y rozó el larguero de Cillesen.

Pero esa frescura solo duró unos minutos, como ejemplos Puyol y Cesc, a los que no les llegó la 'gasolina' para más. Los canteranos Patric y Adama debutaron en la Champions. Pedro se colocó de falso nueve y Piqué se sumó al ataque cada vez que pudo, pero no acertó a rematar en ninguna ocasión.

El Barça, ya clasificado, necesitará sumar un punto en el Camp Nou ante el Celtic para sellar su pase como primero de grupo. Los números dan la razón a Martino, pero el juego no. El Barça tiene mucho margen de mejora.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios