Sábado, 21.09.2019 - 20:24 h

Champions League, Real Madrid 1-1 Manchester United: 'Sit down Mourinho', gritó la afición británica

  • La afición del Manchester solo dejó de animar a su equipo en tramos aislados.
  • En pocas ocasiones animó al unísono la hinchada blanca.

El Manchester United no solo examinó la salud deportiva del Real Madrid en la máxima competición europea con un exigente partido que se acabó resolviendo con empate a un gol. La ruidosa afición inglesa hizo un examen paralelo de la actitud de la grada del Bernabéu.

En los momentos previos al encuentro se podía observar que la hinchada internacional estaba con el Real Madrid, aficionados con banderas de Hungría, Argelia o Israel vestían de blanco. Pero enfrente estaban uno de los seguidores más fieles de Inglaterra. Apenas eran 5000 pero todo el sector que ocupaban estaba teñido de rojo y lleno de pancartas que rezaban 'De la cuna a la tumba, Manchester United'.

Empezó pitando la grada la alineación del Manchester United, rápidamente reaccionó el sector inglés haciendo sonar su vítores por encima de las voces de los madridistas. Ultrasur animaba al resto de los hinchas blancos del Bernabéu en los primeros instantes y justo en ese arreón, Coentrao rozó el gol con un tiro a la madera.

Pero el primero en marcar fue el United. El gol de Welbeck no solo sacó al aire las bufandas de los hinchas de los 'Red Devils', los ingleses gritaban más que nunca y Mourinho saltó como un resorte del banquillo. Tal era el enfado del técnico portugués que rebasó hasta los límites de su área técnica. Su equipo sintió la arenga desde la banda y no tardó en empatar el partido.

Cristiano Ronaldo empató el partido pero a Mourinho le incomodaba el banquillo. Hasta siete veces había salido cuando Alex Ferguson aún no había pisado el área técnica. La parte de la grada ocupada por los hinchas del United se había silenciado unos instantes tras el gol blanco, pero la frenética actitud del portugués les sirvió para animarse. 'Sit down Mourinho' (Siéntate Mourinho) le cantaron los británicos.

El descanso calmó los ánimos ingleses y encendió los de la grada sur del Bernabéu. De ahí surgían los intentos de animar a los adormecidos madridistas. Y lo consiguieron. En todo el campo retumbó el 'cómo no te voy a querer'. Eso sí, no duró más de 15 segundos.

El juego de los de Mourinho sigue sin despertar a los espectadores blancos. Los del United sin embargo quisieron hacer suyo el coliseo blanco y cuando algún cántico surgía de la grada sur, ellos respondían con una canción de ritmo similar pero con distinta letra.

Solo la tensión del resultado en el último cuarto de hora pudo hacer que los aficionados del Madrid empezasen a pitar las jugadas, aplaudir las faltas de Cristiano y silbar los cambios del rival. Aún así no callaron a los ingleses.

Tal era el ímpetu de la los del United que tuvo que ser incluso aplacado desde la megafonía en los últimos minutos. Una voz en inglés pidió a los aficionados de los 'Red Devils' que permaneciesen sentados lo que restaba de partido y les advirtió con una posible intervención policial. Ni eso pudo evitar que se les escuchase una sonora desaprobación cuando su equipo no pudo botar la última jugada.

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios