Sábado, 24.08.2019 - 05:35 h

China, Brasil, Canadá… Los nuevos retiros dorados para los veteranos del fútbol

Drogba, Kanouté y Keita se marchan a China, Forlán y Seedorf a Brasil, y Nesta a Canadá. Los futbolistas se apuntan cada vez más a la moda de acabar su carrera en destinos exóticos. Allí pueden jugar con menos presión a cambio de un sueldo estratosférico.

Didier Drogba confirma su fichaje por el club chino Shanghai Shenhua

En los años 70, las grandes estrellas del fútbol se marchaban a la liga de Estados Unidos para cerrar sus carreras promocionando el 'soccer' allí. Es lo que hicieron el brasileño Pelé, el alemán Franz Beckenbauer y el holandés Johann Cruyff, entre otros. Los dos primeros jugaron en el New York Cosmos; 'el Flaco' lo hizo en Los Angeles Aztecs.

Cuando el fútbol estadounidense se desplomó, el retiro dorado pasó a ser Japón, lugar de peregrinaje para algunos futbolistas en los 90. Por ejemplo, el brasileño Zico acabó su trayectoria profesional en el Kashima Antlers. En España se recuerda a Julio Salinas, que se marchó al Yokohama Marinos, y Txiki Begiristain, al Urawa Red Diamond.

Con la llegada del siglo XXI, el destino preferido de los veteranos pasó a ser Oriente Medio. En Qatar llegaron a coincidir en una misma temporada Pep Guardiola, Fernando Hierro, Gabriel Batistuta y Claudio Caniggia. Ahora, con el cambio de decenio, surgen en el horizonte nuevos mercados futbolísticos. El principal, sin duda, China.

Al gigante asiático ha encaminado sus pasos Didier Drogba. El delantero del Chelsea, clave en la consecución de la Champions esta temporada, llegó a sonar como refuerzo del Real Madrid, pero ha decidido seguir su carrera en China, en el Shanghai Shenhua. 200.000 euros a la semana tienen mucho que ver en su interés por cruzar el globo terráqueo.

En ese equipo, el delantero de Costa de Marfil va a reencontrarse con el francés Nicolás Anelka, con el que coincidió en Inglaterra. Uno de sus rivales será otro futbolista de color, el también malí Frédérick Kanouté. El ya exfutbolista del Sevilla jugará en el Beijing Guoan después de siete temporadas en España, pero allí, en China, podrá seguir viendo a su compatriota Seydou Keita.

El malí ha dejado el Barcelona para fichar por el Dalian Aerbin de la Superliga china, la competición que está atrayendo a estrellas del fútbol europeo a golpe de talonario. En el gigante asiático hay dinero y no hay más que ver lo que pagan por atraer a los grandes clubes en verano para que jueguen allí amistosos. E incluso pagan millonadas para que allí se celebren competiciones europeas como la Supercopa de Italia. Lo han intentado también con la española, pero sin éxito por ahora.

Los otros retiros dorados

Brasil es otro mercado pujante. Este verano, dos grandes futbolistas han decidido cruzar el atlántico para jugar en el país que vive para el fútbol (entre otras cosas). El primero fue Diego Forlán. El uruguayo espera seguir marcando goles en el Internacional brasileño.

Otro crack que acaba de aterrizar en Brasil es Clarence Seedorf. El holandés ha cerrado una larguísima y exitosa carrera en el Milan fichando por el Botafogo de Brasil. Ha sido presentado en el Ayuntamiento y todo creando una gran polémica porque hay elecciones y el alcalde parece que se ha apuntado el tanto de su contratación.

A los veteranos del fútbol cada vez les cuesta menos el decidirse por colgar las botas en un destino exótico. La tendencia iniciada en los 70 está de moda y hay casos sorprendentes como el del italiano Alessandro Nesta, que ha fichado por el Montreal Impact de Canadá. Aunque este club participa en la Major League Soccer junto a muchos clubes estadounidenses. El círculo se cierra.

Sigue @jorgekosky

Temas relacionados

Ahora en Portada 

Comentarios