Jueves, 19.10.2017 - 06:06 h

Cristiano Ronaldo y Kaká liquidan al Olympique en seis minutos

El jugador portugués del Real Madrid participó en los tres goles de su equipo. El equipo blanco, más líder de su grupo tras la derrota del Milan ante el Zurich (0-1).

El Madrid vuelve a rentabilizar su pegada ante el Marsella
El Madrid vuelve a rentabilizar su pegada ante el Marsella

Con la ausencia destacada de Raúl en el once titular, el Real Madrid se presentó ante su afición en su competición predilecta. Tras las primeras críticas en el partido de Liga ante el Tenerife por el mal juego desplegado, el objetivo era lavar la imagen y realizar un buen encuentro, dominando y creando ocasiones. La inclusión en el equipo de Xabi Alonso, Guti y Gago hacía indicar que el balón sería posesión exclusiva de los blancos, pero la realidad en la primera parte distó mucho de esto: el juego no tuvo continuidad y las ocasiones no llegaban.

Un ejemplo del desconcierto inicial del equipo de Pellegrini fue la imagen de Cristiano Ronaldo exigiendo a sus compañeros más intensidad. Y es que la primera ocasión clara del partido la tuvo el Olympique de Marsella, en los pies de Niang, pero Casillas sacó la mano derecha en un alarde de reflejos y evitó males mayores.

Benzema fue el protagonista de las mejores opciones de madridistas de adelantarse en el marcador, aunque Cristiano Ronaldo, a la media hora de partido, obligó a Mandanda a realizar una gran parada. El delantero francés, con una chilena tras un genial pase de Guti, y en un mano a mano con el portero marsellés tras habilitarle Kaká con un taconazo, tuvo en sus botas los goles para encarrilar el partido, pero marró.

En apenas seis minutos, Cristiano Ronaldo resolvió el partido para su equipo. El portugués abrió el marcador en el minuto 58 al aprovechar un excelente pase de más de 40 metros de Pepe, y engañar a Mandanda con un tiro raso cuando el portero se esperaba una vaselina. Tres minutos después fue el protagonista del penalti que cometió Diawara, y que Kaká materializó en el segundo gol.

El futbolista portugués puso la guinda a esos seis minutos de locura al finalizar una brillante jugada colectiva, en la que participaron Sergio Ramos, Guti, Kaká y Benzemá, siendo este último el que dio el pase de la muerte. Cristiano Ronaldo, con el trabajo bien hecho y el tobillo lastimado por la falta que supuso el penalti del 2-0, se retiró al banquillo pensando ya en el partido del domingo ante el Sevilla.

El del extremo no fue el único cambio que realizó el técnico chileno pensando en el encuentro del Pizjuan, ya que Garay sustituyó a un todavía renqueante Sergio Ramos, y Raúl dio quince minutos de descanso a Kaká.

Los minutos finales fueron un intercambio constante de ocasiones entre ambos equipos. El conjunto de Deschamps, con el partido perdido, buscaba marcar el gol de la vergüenza, mientras que el Real Madrid, con Higuaín y Raúl buscando hacer méritos para ganarse la titularidad, no dejó de buscar la portería rival.

A la espera del doble enfrentamiento con el Milan, el Real Madrid mantiene el liderato del grupo, y refuerza sus opciones de lograr un puesto para los octavos de final de la Champions.

Ficha técnica

3. Real Madrid: Casillas, Sergio Ramos (Garay 72'), Albiol, Pepe, Marcelo, Guti, Xabi Alonso, Gago, Kaká (Raúl 75'), Cristiano Ronaldo (69') y Benzema.

0.Olympique de Marsella: Mandanda, Bonnart, Diawara, Heinze, Taiwo, Mbia, Abriel (Rodríguez 61'), Cheyrou, Lucho González, Niang y Morientes (Brandao 62').

Goles: 1-0: (58'), Cristiano Ronaldo. 2-0: (61'), Kaká (pen.). 3-0: (74'), Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Martin Hansson. Expulsó a Diawara por doble tarjeta amarilla (61').

Con la ausencia destacada de Raúl en el once titular, el Real Madrid se presentó ante su afición en su competición predilecta. Tras las primeras críticas en el partido de Liga ante el Tenerife por el mal juego desplegado, el objetivo era lavar la imagen y realizar un buen encuentro, dominando y creando ocasiones. La inclusión en el equipo de Xabi Alonso, Guti y Gago hacía indicar que el balón sería posesión exclusiva de los blancos, pero la realidad en la primera parte distó mucho de esto: el juego no tuvo continuidad y las ocasiones no llegaban.

Un ejemplo del desconcierto inicial del equipo de Pellegrini fue la imagen de Cristiano Ronaldo exigiendo a sus compañeros más intensidad. Y es que la primera ocasión clara del partido la tuvo el Olympique de Marsella, en los pies de Niang, pero Casillas sacó la mano derecha en un alarde de reflejos y evitó males mayores.

Benzema fue el protagonista de las mejores opciones de madridistas de adelantarse en el marcador, aunque Cristiano Ronaldo, a la media hora de partido, obligó a Mandanda a realizar una gran parada. El delantero francés, con una chilena tras un genial pase de Guti, y en un mano a mano con el portero marsellés tras habilitarle Kaká con un taconazo, tuvo en sus botas los goles para encarrilar el partido, pero marró.

En apenas seis minutos, Cristiano Ronaldo resolvió el partido para su equipo. El portugués abrió el marcador en el minuto 58 al aprovechar un excelente pase de más de 40 metros de Pepe, y engañar a Mandanda con un tiro raso cuando el portero se esperaba una vaselina. Tres minutos después fue el protagonista del penalti que cometió Diawara, y que Kaká materializó en el segundo gol.

El futbolista portugués puso la guinda a esos seis minutos de locura al finalizar una brillante jugada colectiva, en la que participaron Sergio Ramos, Guti, Kaká y Benzemá, siendo este último el que dio el pase de la muerte. Cristiano Ronaldo, con el trabajo bien hecho y el tobillo lastimado por la falta que supuso el penalti del 2-0, se retiró al banquillo pensando ya en el partido del domingo ante el Sevilla.

El del extremo no fue el único cambio que realizó el técnico chileno pensando en el encuentro del Pizjuan, ya que Garay sustituyó a un todavía renqueante Sergio Ramos, y Raúl dio quince minutos de descanso a Kaká.

Los minutos finales fueron un intercambio constante de ocasiones entre ambos equipos. El conjunto de Deschamps, con el partido perdido, buscaba marcar el gol de la vergüenza, mientras que el Real Madrid, con Higuaín y Raúl buscando hacer méritos para ganarse la titularidad, no dejó de buscar la portería rival.

A la espera del doble enfrentamiento con el Milan, el Real Madrid mantiene el liderato del grupo, y refuerza sus opciones de lograr un puesto para los octavos de final de la Champions.

Ficha técnica

3. Real Madrid: Casillas, Sergio Ramos (Garay 72'), Albiol, Pepe, Marcelo, Guti, Xabi Alonso, Gago, Kaká (Raúl 75'), Cristiano Ronaldo (69') y Benzema.

0.Olympique de Marsella: Mandanda, Bonnart, Diawara, Heinze, Taiwo, Mbia, Abriel (Rodríguez 61'), Cheyrou, Lucho González, Niang y Morientes (Brandao 62').

Goles: 1-0: (58'), Cristiano Ronaldo. 2-0: (61'), Kaká (pen.). 3-0: (74'), Cristiano Ronaldo.

Árbitro: Martin Hansson. Expulsó a Diawara por doble tarjeta amarilla (61').

Ahora en portada

Comentarios