Sábado, 18.11.2017 - 11:18 h

De la bancarrota a equipo de moda: Borussia Dortmund, un ejemplo a seguir

  • En 2005 el Borussia Dortmund rozó la desaparición al entrar en bancarrota.
  • El equipo alemán tuvo que vender a sus principales figuras, aceptar un patrocinio para cambiar el nombre del estadio y reducir las fichas de los jugadores.
Lewandowski solo costó algo más de cuatro millones al Borussia

En los últimos tres años el Borussia Dortmund se ha convertido en uno los equipos de moda en Europa, pero ese brillo actual nació del ocaso. En 2005 el Dortmund estaba en una situación crítica, 67 acreedores le reclamaban 29,7 millones de euros al club de la Cuenca del Ruhr antes del mes de junio.

La situación financiera del club amenazaba la existencia del mismo. En aquel momento se arriesgaba a no poder conseguir la licencia que todos los clubes alemanes necesitan para participar en la liga profesional. Para obtenerla deben tener una liquidez económica que les permita ser solventes.

El Borussia había acumulado pérdidas millonarias en dos cursos consecutivos y se estimaba en aquel entonces que el 79 por ciento del capital de los accionistas se había perdido, un montante total que rondaba los179,5 millones de euros.¿Cómo había llegado hasta ese punto el club de la Región del Ruhr?

El Borussia Dortmund se alzó con la Champions League de 1997, el éxito en la máxima competición europea llevó a sus dueños a idear un plan de crecimiento que acabó con el Dortmund como primer equipo alemán en cotizar en bolsa. Desde su entrada en el mercado de valores de Frankfurt hasta 2005, el club había perdido el 80 % de su valor. Además la directiva había intentado relanzar el club con fichajes que se pagaron a precio de oro: 25 millones por Marcio Amoroso, 13 por Koller, 15 por Rosicky y 8'5 por Frings.

Tal inversión necesitaba verse refrendada con resultados para ser rentable y no ocurrió así. Pese a que el club fue subcampeón de la final UEFA en 2002, el equipo empezó a ir a la deriva deportiva en 2003. Se vio privado de los ingresos de la Champions, al caer en la fase previa y la siguiente temporada no obtuvo plaza europea.

En ese momento el club carecía de patrimonio, ya que su flamante estadio lo había hipotecado para obtener liquidez. La directiva había vendido el Westfalenstadion a la inmobiliaria Molsiris con el acuerdo de ir pagando año a año un crédito que le permitiese recomprarlo en 2017. Cuando no pudo hacer frente a los pagos, llegó a un acuerdo con los propietarios para aplazar los cobros de 2005 y 2006, a cambio de adquirir el 42 % del estadio.

El banco de inversión estadounidense Morgan Stanley apareció en escena para rescatar al club y no solo concedió un crédito de 79,2 millones de euros, sino que también entró a formar parte del accionariado del Borussia. Con la recompra total del estadio, un patrocinio con una aseguradora de la ciudad -Signal Iduna-, la venta de sus estrellas y un recorte del 20 % en las fichas de sus jugadores, el club salió adelante. Desde entoces, el Westfalenstadion lleva el nombre de Signal Iduna Park, un nombre que recuerda desde 2005 todo lo que se hizo mal en aquella oscura época.Toda la actual plantilla costó menos que Kaká

Superado el fantasma de la quiebra el Borussia Dortmund cambió totalmente su política. Desde aquel 2005 el club de la región de Rurh ha evitado malgastar y se ha ajustado a un presupuesto fijo. En la mayoría de las últimas temporadas se ha igualado el saldo de los jugadores que se vendía con los que se contrataban, cuando se ha superado, se ha equilibrado con el superávit de cursos anteriores.

Si el Borussia tiene varias de las piezas más codiciadas del mercado por los grandes equipos del mercado europeo, no ha sido por invertir cantidades desorbitadas en la compra de sus jugadores. La actual plantilla le costó al club tan solo 58 millones de euros, dos millones menos de lo que le costó Kaká al Real Madrid. En los últimos tiempos su política de fichajes se ha basado en seleccionar valores jóvenes y no pagar por ellos más de cuatro millones. Hubo excepciones: Kagawa apenas costó 250.000 euros y Reus más de 17 millones. Pero es que el club del Rurh sacó en la venta del japonés el dinero para fichar a la revelación del Borussia Moenchengladbach.Precio que pagó el Borussia Dortmund por su actual plantilla (fuente transfermarkt)JugadorCosteRoman WeidenfellerCoste 0Lukas PiszczekCoste 0Felipe Santana2.100.000Neven Subotic4.500.000Mats Hummels4.200.000Oliver Kirch350.000Marco Reus17.100.000 Mario GotzeCanteranoKevin GrosskreutzCoste 0Ilkay Gundogan5.500.000Jakub Blaszczykowski3.050.000Moritz Leitner800.000 Sebastian Kehl3.200.000Sven Bender1.500.000Nuri SahinCedido Leonardo Bittencourt2.700.000Jonas HofmannCanteranoBalint BajnerCanteranoMitchell Langerak500.000Julian Schieber5.500.000Marvin BakalorzCanteranoKoray GunterCanteranoPatrick Owomoyela2.500.000Marcel SchmelzercanteranoRobert Lewandowski4.750.000Marc HornschuhCanteranoMustafa Amini300.000Zlatan AlomerovicCanteranoTOTAL58.250.000

Ahora en portada

Comentarios